Por masacre en bar, cadena perpetua a asesinos de la activista Marisela Escobedo

CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- Luis Enrique Jiménez Zavala El Wicked y José Arturo Barrón Rodríguez El Gordo, asesinos de la activista Marisela Escobedo fueron hallados culpables ayer por los delitos de homicidio calificado y agravado en perjuicio de 16 personas –entre ellos dos periodistas– en el bar Colorado y sentenciados a prisión vitalicia.

Junto con ellos también fue condenado Luis Alberto Camacho Ramos, El Tocker.

Los tres sujetos, que forman parte de “La Línea, el brazo armado del cártel de Juárez, aceptaron el procedimiento abreviado, que implica declararse culpables y agilizar el fallo del juez.

El agente del Ministerio Público de la Unidad de Delitos contra la Vida de la Fiscalía Zona Centro solicitó el juicio abreviado y el juez dictó la penalidad de prisión vitalicia, de acuerdo con el artículo 27 párrafo II del Código Penal, para decretarles la penalidad privativa de la libertad de por vida.

Jiménez Zavala y Camacho Ramos fueron detenidos el 7 de octubre del año pasado por elementos de la Policía Estatal Única. Barrón Rodríguez fue capturado por agentes de la Policía Estatal Única División Investigación el 31 de enero de 2013.

La masacre en el bar El Colorado ocurrió la noche del 20 de abril de 2012, donde murieron cuatro integrantes de un grupo musical y los periodistas Javier Salinas Aguirre y Francisco Javier Moya Muñoz, entre otras personas.

Por ese mismo hecho se encuentran en proceso penal Jaime Cuevas Baeza, Jesús Manuel Valenzuela Domínguez  e Iván Enrique Montañés Martínez, quienes no aceptaron el juicio abreviado y esperarán agotar el proceso hasta ser sentenciados en juicio oral.

El Wicked es el asesino confeso de Marisela Escobedo. El Gordo, manejaba el auto en el que ambos huyeron el día del homicidio, el 16 de diciembre de 2010 afuera del Palacio de Gobierno en Chihuahua.

Comentarios