Acusan a magistrado de tráfico de influencias en Quintana Roo

CANCÚN, Q.R. (proceso.com.mx).- Un ejidatario de una comunidad vecina a Chetumal denunció ante el Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado tráfico de influencias en favor del magistrado Mario Aguilar Laguardia, quien ha enfrentado varias quejas, incluso de familiares.

“Aguilar Laguardia ha pretendido despojarme de un predio desde hace más de dos años; hemos acudido a diversas instancias y definitivamente las cosas se han detenido por tráfico de influencias del magistrado”, dijo Héctor Peza Romero, ejidatario de la comunidad de Calderitas.

Peza manifestó que recurrió al Consejo de la Judicatura porque no ha procedido la demanda por despojo que presentó contra el magistrado, quien también fue consejero del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo).

Precisó que Aguilar Laguardia invadió un área de aproximadamente 13 hectáreas en el ejido Calderitas, la cual cercó y en donde mantiene al menos a dos cuidadores las 24 horas del día.

Destacó que entre las pruebas que presentó contra el funcionario del TSJ hay documentos oficiales y periciales que corroboran que Aguilar Laguardia falsificó firmas para apoderarse del predio.

Sin embargo, lamentó, el impartidor de justicia ha conservado el predio “con tácticas legaloides” y ha utilizado sus influencias; incluso para frenar un juicio en su contra en el Tribunal Unitario Agrario y una denuncia en la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ).

Peza Romero afirmó que Aguilar Laguardia enfrenta “tres o cuatro denuncias más”, lo que, dijo, refleja “la falta de ética y honradez” del magistrado, quien no sólo enfrenta este juicio de despojo sino al menos otros tres o cuatro más.

El ejidatario señaló que denunció a Aguilar Laguardia ante la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) por devastar selva virgen y extraer material pétreo en el mismo predio del ejido Calderitas.

El 27 de enero pasado se dio a conocer que el abogado Manuel Rojo Rodríguez acusó al magistrado Aguilar Laguardia de despojarlo de un terreno en Bacalar, a unos 30 kilómetros de Chetumal, y de utilizar sus influencias para frenar la denuncia que se interpuso en su contra ante la PGJ.

En octubre de 2011, Olga Josefina Laguardia Valdez, tía de Aguilar Laguardia, acusó a su sobrino de apoderarse de un terreno en Chetumal, cerca del bulevar y bahía, que es una herencia familiar.

Comentarios

Load More