Indaga Hacienda saqueo en Tabasco, anuncia el gobernador Núñez

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador Arturo Núñez confirmó que ya se interpuso un paquete de demandas ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de los “saqueadores” de Tabasco, y adelantó que la Secretaría de Hacienda fungirá como “coadyuvante” a través de la Unidad de Inteligencia Financiera.

Núñez Jiménez informó que las querellas fueron presentadas por la Contraloría estatal por la desaparición de mil 900 millones de pesos de programas federales, de los que mil 200 millones eran para Salud y el resto a Educación y Seguridad Pública.

El gobernador advirtió que estará atento al desarrollo de las investigaciones y aclaró que estas denuncias no son las mismas presentadas ante la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) porque ésta conoce del desvío de recursos locales, mientras que la PGR y la SFP sólo de los federales.

“En el caso de los federales, sí se presentan tanto en el orden federal como en el local, porque hay quebranto tanto al patrimonio federal como al local”, explicó Núñez.

Sobre si la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda ya interviene en el caso Tabasco, como ocurrió con las investigaciones de las cuentas bancarias de Elba Esther Gordillo, Núñez Jiménez dijo que platicará primero con la contralora estatal Patricia Jiménez Oropeza para estar informado de que las denuncias estén debidamente presentadas y darles seguimiento.

En torno a si la encarcelación de la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) da esperanza a que en Tabasco suceda lo mismo con los “saqueadores”, respondió que sí, ya que gracias a las facultades legales de las autoridades federales en materia de investigación financiera, se pudo detectar las presuntas irregularidades atribuidas a hasta ahora cuatro detenidos.

“Y que esto mismo esperamos funcione para lograr identificar plenamente a todos los corresponsables del saqueo de Tabasco”, puntualizó Núñez.

Incluso, el gobernador fue más allá al acusar al auditor superior del estado, Francisco Rullán Silva, de ser corresponsable de la debacle financiera en Tabasco.

“Habría que preguntarle al señor Rullán en dónde estaba frente al saqueo que se cometió en Tabasco. Sin lugar a dudas hay corresponsabilidad en él, porque no es posible que una conducta reiterada y sistemática a lo largo de seis años nunca haya detectado algo la Auditoría Superior del Estado”, recriminó.

“Si así fue, no sirve, y si fue a modo, como yo lo supongo, peor tantito”, redondeó para luego rechazar que busque impulsar ante el Congreso local un auditor superior “a modo”.

“De ninguna manera, dejan a modo a fiscales los que andan buscando delinquir contra el patrimonio de los tabasqueños, yo no pretendo delinquir, lo dije, yo no vengo a ver qué me llevo de Tabasco, vengo a ver qué le aportó”, reiteró.

En relación con la detención de Gordillo Morales, Núñez Jiménez consideró que es un caso de aplicación de la ley, “no una cuestión de ejemplo político o ético”.

También descartó que la captura de Gordillo sea un embate contra el SNTE o los maestros, y que el imperio de la ley debiera estar siempre por encima de cualquier persona, independientemente de su ocupación, jerarquía, representatividad social o desempeño público.

Además, el gobernador consideró que en el desahogo del proceso deberá garantizarse a la indiciada su derecho a una defensa apegada a la legalidad, y corresponderá a las instituciones presentar las pruebas a su alcance para que “los jueces puedan tomar la decisión que corresponda al caso”.

“Entendemos claramente que esta es una acción contra personas concretas, a las que se les atribuyen ilícitos concretos y que justamente serán materia del proceso que habrá de iniciarse”, aseveró.

Comentarios

Load More