Identificada, “la mano que mece la cuna” de grupos de autodefensa: Mondragón

MÉXICO, D.F., (apro).- El nuevo comisionado de Seguridad Nacional, Manuel Mondragón y Kalb, reveló hoy que el gobierno federal ya tiene identificada “la mano que mece la cuna” de los grupos de autodefensa que han brotado en el país.

En declaraciones a Primero Noticias de Televisa, el funcionario puntualizó que “sabemos ya quiénes los forman, cuáles son sus intenciones”.

“Yo creo que hay, en algunos casos, la mano que mece la cuna y el intento de aprovechar en un momento dado una situación. Lo que sí te puedo decir es que no están apegados a la Constitución, no se pueden, en un momento dado, aceptar”.

Con base en ese criterio, el extitular de la Secretaría de seguridad Pública capitalina confirmó que, a petición expresa de su jefe, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ya se ha empezado a hacer un análisis de esos grupos.

En la edición 1895 que circula esta semana, la revista Proceso publicó una nota en la que se señala que ante la violencia e inseguridad que privan en el país, han surgido diversos grupos de autodefensa ciudadana.

Armados con fusiles, pistolas, escopetas y hasta palos y provistos de aparatos de comunicación, estos tomaron la tarea esencial del Estado de brindar seguridad, sobre todo en zonas campesinas e indígenas del sur del país –aunque también las hay en Jalisco y Chihuahua– que resaltan por los altos niveles de pobreza, marginación, abandono y presencia de grupos criminales.

“Si el Estado no atiende este problema de manera cuidadosa y racional puede haber más violencia, se pueden renovar los cacicazgos, los grupos parapoliciacos o abrir una puerta más para el crimen organizado y el narcotráfico”, dijo al reportero José Gil Olmos el maestro en derecho por la London School of Economics, profesor de la Universidad Americana y responsable de la cátedra sobre seguridad nacional en la Universidad Iberoamericana, Erubiel Tirado.

De su lado, la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC, fundada en 1995 y responsable de la Policía Comunitaria de Guerrero) se deslindó de los grupos de autodefensa de Ayutla que han matado a tres presuntos delincuentes en las últimas semanas; aseguró que podrían estar manipulados por el gobierno de Ángel Aguirre Rivero para abrirle paso a las trasnacionales mineras o al grupo criminal encabezado por Víctor Aguirre, El Padrino, de quien presumen que es pariente.

“Ante el fracaso evidente del Estado se está abriendo la puerta a la posibilidad de más desgracias, de abrir más las puertas del infierno” sostuvo por su parte el vocero del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia.

Los primeros días de enero de este año autoridades comunitarias de cuatro municipios de la región Costa Chica de Guerrero decidieron tomar las armas para defenderse de la delincuencia. Tres semanas después resolvieron convertirse en “tribuna popular” para enjuiciar a 54 personas a las que habían detenido acusadas de delincuencia organizada.

De acuerdo con la nota de Proceso, el pueblo guerrerense de Ayutla de los Libres se convirtió en atracción política y mediática: Era la expresión más reciente del fracaso del Estado en su papel de garante de la seguridad. Los ciudadanos se erigieron en “policías comunitarios” y en jueces. Juzgaron y condenaron a los presuntos delincuentes, aunque al final los entregaron a las autoridades estatales a cambio de algunas prebendas. Pero también mataron a tres personas: dos que no se detuvieron en un retén y otra, acusada de pertenecer a un grupo del narcotráfico.

Sin embargo, la aparición de los “policías comunitarios” en diversas partes del país empezó mucho antes. Desde 2011 han emergido grupos así en otras entidades, como expresión de inconformidad y hartazgo –sobre todo de pueblos indígenas– por la inseguridad.

Comentarios

Load More