Aprenden de la maestra: líderes del SNTE Coahuila tienen patrimonio millonario

SALTILLO, Coah. (proceso.com.mx).- El Registro Público de la Propiedad muestra que varios líderes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) han comprado y vendido más de 100 viviendas, que son dueños de ranchos, terrenos y hasta unidades habitacionales en Coahuila.

El diario Vanguardia de esta capital realizó una revisión en el Registro Público (RPP) sobre las propiedades de varios dirigentes, quienes fungieron durante el periodo que estuvo Elba Esther Gordillo al frente de esa organización magisterial.

El RPP registra que Dionisio Sánchez Villaseñor, líder de la Sección 38 del SNTE durante los años 70 y 80, realizó más de 100 operaciones de compraventa en los últimos años.

Alejandro Campos García, dirigente de la Sección 38 entre 2004 y 2007, compró alrededor de 30 hectáreas del ejido El Diamante, en Arteaga, el cual utilizó para la construcción de cabañas de lujo.

“Además, entre los años 2007 y 2008 logró la adjudicación de cuatro predios más en el mismo lugar sin que se mencione el valor total de los mismos”, destacó Vanguardia.

Campos García tiene registrada la compra de tres casas habitación en Saltillo y un terreno en una colonia de Arteaga.

“El actual líder de la Sección 5, Blas Mario Montoya Duarte, tiene tres casas habitación, las cuales adquirió en 1992, la primera, y las otras dos después del 2009, antes de ser secretario general”. Las casas tienen un valor superior a 2.5 millones de pesos.

Humberto Dávila Esquivel, exsecretario general del SNTE a escala nacional y uno de los personajes más cercanos a Gordillo, tiene tres propiedades con valores que van desde los 150 mil a los 337 mil pesos.

Además, posee un terreno de labor temporal en el ejido El Carmen, de Arteaga.

Comentarios

Load More