Desciende México cuatro escaños en el Índice de Desarrollo Humano

MÉXICO, D.F. (apro).- A pesar de que México tuvo buen desempeño en desarrollo humano, bajó cuatro lugares en la clasificación del Índice de Desarrollo Humano (IDH).

De acuerdo con el Informe sobre el Desarrollo Humano 2013 –que dio a conocer este jueves 14 el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)–, México ocupó el lugar 61 de un total de 187 países con un índice de 0.775, considerado como “alto”. No obstante, cayó cuatro lugares respecto al informe anterior de 2011, cuando ocupó el lugar número 57.

El IDH mide el desarrollo de un país en función de tres dimensiones básicas: una población con vida larga y saludable, conocimientos (educación, información, habilidades técnicas) y nivel de vida digno.

De acuerdo con el informe, México registró un crecimiento en los últimos 12 años de 0.59% en el IDH, por abajo del promedio mundial que fue del 0.68%.

El informe señala que al tomar en cuenta el factor desigualdad, el IDH de México cae a 0.593, por lo que caería 12 puestos para situarse en el lugar 73 de la clasificación mundial. Respecto a este factor precisa que la riqueza del 20% de los mexicanos más adinerados supera más 11 veces las de los 20% más pobres, lo que les dificulta a éstos el acceso a la salud o a la educación.

Según el reporte del PNUD, la desigualdad en la distribución de ingresos es, en promedio, mayor en la zona de América Latina y el Caribe que en otras regiones del mundo. Sin embargo, el órgano internacional reconoce la caída de dicha desigualdad desde 2000.

Al presentar el informe, su director, el economista pakistaní Khaled Malik, advirtió que el IDH varía dentro de un mismo país al seguir un modelo de dos velocidades generadas por la desigualdad. Si “hay un Norte en el Sur” –como en México–, también hay un “Sur en el Norte”, comentó.

Ejemplificó con el caso de Estados Unidos, cuyo IDH es 0.94, el tercer mejor del mundo. Sin embargo, si se analiza el IDH de los latinoamericanos que viven en ese país, éste baja a 0.75; el de los afro-estadunidenses declina al 0.70 y el de los afro-americanos de Luisiana se deprime hasta 0.47 (considerado “muy bajo”).

En un comunicado de prensa que acompaña al informe, el PNUD elogia las medidas tomadas por México que tienden a “reducir la pobreza y las desigualdades históricas”.

El informe saluda las iniciativas gubernamentales en salud, como el Seguro Popular que benefició a 20 millones de personas en 2007; o el programa Oportunidades que entrega servicios y ayuda financiera a las familias excluidas con la condición que sus integrantes acudan a chequeos médicos y que los menores asistan a la escuela. Según el reporte este modelo sirvió de ejemplo para los programas sociales que aplica la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Evaluación (Coneval), en su reporte correspondiente a 2012, afirma que 4 millones de mexicanos ingresaron a una situación de pobreza entre 2008 y 2010, sumándose a los 48 millones que ya existían.

Viejos y alegres

De acuerdo con el informe, la esperanza de vida media de un mexicano alcanza 77.1 años (o 70, si se toma en cuenta la desigualdad). Menos que los 83 años que alcanza un habitante de Hong Kong, pero mucho más que en el promedio mundial que es de 70.1 años. De hecho, un niño que nace en América Latino y el Caribe morirá en promedio a los 74.7 años, la tasa más alta del mundo. En contraste, la región tiene la mayor proporción de homicidios del mundo: 22.2 por cada 100 mil habitantes, que se dispara en Honduras: hasta 91.6 por cada 100 mil.

Otro dato relevante: 6.8 mexicanos de cada 10 afirmaron sentirse bien y satisfechos con la vida, ligeramente arriba que el resto de los latinoamericanos, cuya tasa fue 6.5 por cada 10. Es la región más feliz del mundo, pero también la que se siente más insegura: 58% de los mexicanos se percibe vulnerable, al igual que el resto de los latinoamericanos.

Igualmente, el informe revela que la confianza de los mexicanos en el “gobierno central” es de apenas 38%, 14 puntos por debajo del promedio mundial.

El informe destaca la importancia de la educación en “un mundo cada vez más impulsado por el conocimiento”. En este punto, señala que las nuevas generaciones de mexicanos pueden alcanzar 13.7 años de escolaridad en lugar de 8.5 años, reportados en 2010.

Según el informe, se comprueba que el valor del IDH está relacionado con el crecimiento del gasto público en educación para los niños, pero también para las mujeres en la adultez.

Nuevo mundo…

Titulado El ascenso del sur, el informe del PNUD nota que el creciente peso en el mundo de los países en desarrollo “no tiene precedentes en cuanto a velocidad y escala”. El nuevo equilibrio del mundo, al emerger una clase media que vivirá 80% en el Sur en 2030 (10% en América Latina y el Caribe), revoluciona los intercambios y el comercio mundial.

La nueva clase media del Sur es muy consumidora de nuevas tecnologías. Hay 2 mil millones usuarios de Internet en el mundo, la mayoría en países en desarrollo. De cinco países con el mayor número de usuarios de Facebook, cuatro se encuentran en el Sur: Brasil, India, Indonesia y…México.

No obstante, en México existen 98.1 contratos telefónicos por cada 100 habitantes. A pesar de este apetito por las nuevas tecnologías, sólo un 0.4% del PIB del país está dirigido hacia la investigación científica.

El reporte dice que los acuerdos comerciales bilaterales o regionales incrementaron los intercambios Sur-Sur a tal grado que en sólo 30 años representan la cuarta parte del comercio mundial. La influencia de los países en desarrollo sobre el FMI se hace más fuerte, mientras que la producción de los países del Sur –liderados por China, India y Brasil– superará en 2020 la de Estados Unidos, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Canadá juntos.

Los desafíos

Según el reporte, se pueden medir los efectos del medio ambiente sobre el IDH, por lo que éstos entran en los factores de cálculo. Si hoy mil 510 millones de personas viven en situación de pobreza multidimensional, en caso de un desastre ambiental, la cifra se dispararía a 3 mil 150 millones de personas en extrema pobreza en el 2050, de las cuales 167 millones en América Latina.

Por lo tanto, el PNUD fomenta los proyectos brasileños de energías renovables y la primera ley climática integral del mundo que ratificó México para reducir las emisiones de CO2.

Sin embargo, como lo apuntó Khaled Malik en conferencia de prensa, “no se puede dejar el desarrollo a los mercados. Las políticas sociales son tan importantes como las económicas”. Aconsejó a los países del Sur garantizar una mayor equidad económica, social y política, gestionar el cambio demográfico y prevenir los desafíos ambientales.

“No es deseable ni sostenible que el crecimiento del IDH esté acompañado por una creciente desigualdad en los ingresos, patrones insostenibles de consumo, elevado gasto en defensa y escasa cohesión social”, explica el informe.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso