Peña quiere una relación cercana con el nuevo Papa

ROMA, (apro).- Luego de participar en la ceremonia de inicio del pontificado del Papa Francisco, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la relación entre México y el Vaticano será cercana, cordial e institucional.

En una declaración tras participar en la misa de entronización del nuevo pontífice en la Plaza de San Pedro, Peña dijo: “Venimos a reafirmar la voluntad de México de tener una relación cercana, cordial con el nuevo Papa, con el nuevo Jefe del Estado Vaticano, con quien México tiene una relación institucional y diplomática y no perder de vista que México es un país laico, es un país que respeta los distintos credos religioso y que, en el marco de esta condición, hay que también reconocer que México es un país hoy mayoritariamente católico”.

Destacó, asimismo, las “enormes coincidencias” entre su gobierno y el rumbo de este nuevo pontificado, “que es cómo abatir los índices de pobreza, de marginación que hay entre la población”.

Señaló que esas son parte de los cinco objetivos de su gobierno, como es lograr un México incluyente, donde haya mayor oportunidad para todos los mexicanos y donde la riqueza que tiene el país realmente la puedan disfrutar todos los mexicanos.

Luego de participar en la ceremonia al lado de otros 129 jefes de gobierno, monarcas y delegaciones de distintos países, Peña Nieto participó en la salutación al Papa, ocasión que aprovechó para extenderle la invitación de que visite México

Al respecto, aseguró, que el líder religioso lo escuchó y le dijo que lo tendría en consideración, sin embargo, Peña aseguró que lo dejaba a las condiciones de la agenda y oportunidades del pontífice.

“(Que) le daba mucho gusto, agradeció la presencia de México (a la misa)”, dijo y añadió que una eventual visita del Papa a México redundaría en la construcción de un ánimo renovado para los mexicanos.

En la misa estuvo acompañado de su esposa Angélica Rivera y dos de sus hijas.

El mandatario mexicano aseguró que mantuvo encuentros con los mandatarios de Brasil, Chile, Bulgaria, Polonia, Panamá y España, este último, incluidos los príncipes de Asturias, Felipe y Leticia y con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien le compartió los avances que tiene el gobierno de Barack Obama en el tema de la reforma migratoria, tema del que dijo, México va a cooperar en el ámbito de sus competencias.

Aparte de su familia, Peña Nieto estuvo acompañado por los secretarios de Hacienda, Luis Videgaray, de Relaciones Exteriores, Antonio Meade y la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Mercedes del Carmen Guillén Vicente.

Peña compartió con el Papa un solideo blanco, siguiendo una tradición católica según la cual todo fiel que entregue esa indumentaria recibirá una similar de parte del pontífice.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso