Desata escándalo viaje de Mancera al Vaticano y España

MÉXICO, D.F. (apro).- El primer viaje al extranjero como jefe de Gobierno del Distrito Federal de Miguel Ángel Mancera, ya provocó todo un escándalo al punto de que el PRD tuvo que frenar en la Asamblea Legislativa (ALDF) un punto de acuerdo del PAN para pedirle al funcionario un informe detallado de los resultados de su estancia en El Vaticano y España.
Todo empezó el pasado 15 de marzo cuando el mandatario comentó en una entrevista en el hotel Hilton Centro Histórico que tenía una invitación para la ceremonia de entronización del Papa Francisco, cuyos gastos, entendía, ya estaban cubiertos.
“Efectivamente estamos invitados. Tenemos lugar para la ceremonia principal. Para la Ciudad de México es un motivo de satisfacción de orgullo que podamos estar en esta convocatoria”, dijo.
Mancera descartó viajar en el avión presidencial con Enrique Peña Nieto porque en su calidad de jefe de Estado recibió una invitación directa del Vaticano. “Nosotros estamos en un esquema diferente”, dijo sin ofrecer más detalles.
Luego, dio a entender que los gastos del viaje habían sido cubiertos por el propio Vaticano.
“Tenemos la invitación, tenemos inclusive los boletos, o sea, no es un tema del gasto de la ciudad; (se trata de) una estancia ya garantizada porque sé que es verdaderamente complicado en este momento, que pudiéramos nosotros iniciar un trámite; entiendo que está todo esto ya cubierto en esta invitación y tendríamos que salir el próximo domingo.”
El comentario no pasó a mayores hasta que este jueves el diario Reforma publicó una nota en la que el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, rechazó que la sede católica haya sufragado el viaje de Mancera o de cualquier otro invitado a la ceremonia oficial.
“Eso no tiene ningún sentido. El Vaticano no tiene el dinero para pagar los viajes de aquellos que quieren venir”, dijo.
Lombardi aclaró que sólo se extendió invitación a los gobernantes, como indica el protocolo, mas no se les pagaron los viáticos.
El enredo obligó al Gobierno del Distrito Federal a ofrecer una explicación y desmentir lo que su área de Comunicación Social había confirmado: que el Vaticano le dio a Mancera avión y hospedaje, mientras que sus acompañantes, su secretario particular Luis Ernesto Serna y el vocero Fernando Macías, pagaron los gastos con su dinero.
Héctor Serrano, secretario de Gobierno, salió al paso para aclarar la situación; afirmó que el viaje del jefe de Gobierno al Vaticano y España, fue pagado por el propio Mancera Espinosa.
Sin embargo, refirió que la Oficialía Mayor, tiene prueba documental de que la ausencia del mandatario y colaboradores que lo acompañaron en el viaje “no se acredita”; y anunció que al jefe de Gobierno le serán descontados cinco días de salario.
“El oficial Mayor (Edgar Armando González Rojas) tiene la prueba documental donde al jefe de Gobierno no se le acreditan los días que ha estado ausente por el viaje a Europa y a sus colaboradores que lo acompañan”, dijo Serrano en entrevista luego de presentar el Operativo de Seguridad de Semana Santa.
Lo que sí hubo, afirmó, fue la invitación, aunque no aclaró si la hizo directamente El Vaticano.
“Claro que hubo invitación, a este tipo de eventos es muy difícil poder accesar (sic) si no hay invitación respectiva”, señaló Serrano, quien insistió que “el viaje se lo costeó el jefe de gobierno”.
De los días que se le descontarán al mandatario, se comprometió a entregar el documento de la Oficialía Mayor que compruebe el descuento y comentó que este viernes 22 después de las 13:00 horas, Mancera estará de regreso en el Distrito Federal.
Las dudas sobre la gira de Mancera por Europa, ocasionaron también que diputados del PAN propusieran un punto de acuerdo para solicitar al mandatario un informe detallado de los gastos y motivo del viaje, mismo que fue frenado por la mayoría perredista.
Con 35 votos contra 16, los perredistas rechazaron el punto de acuerdo propuesto por la diputada panista Priscila Vera y respaldado por los priistas.
Según María de los Ángeles Moreno, legisladora del PRI, la solicitud sólo tenía la intención de conocer los motivos del viaje, por qué y a qué fue Mancera al Vaticano, cómo fue que se gastó y quién estuvo a cargo de los pendientes de la ciudad en su ausencia.
El panista Gabriel Gómez del Campo añadió que no se le pide a Mancera que diga si procesa o no su religión, sino que despeje las dudas debido a la “opacidad” que existe sobre ese viaje. “La laicidad no está peleada con la transparencia y rendición de cuentas”, dijo.
En nombre de los perredistas, Dione Anguiano, quien advirtió por adelantado que rechazarían el punto de acuerdo, afirmó que la razón de la visita de Macera al Vaticano “está clara” y él “tiene muy claro cuál es el Estado laico”.
El jefe de Gobierno, insistió, fue a presenciar un acto diplomático, por “el cambio de un jefe de Estado. Así se presentó y no le besó la mano”, dijo en referencia al recibimiento que dio el expresidente Vicente Fox al Papa Juan Pablo II.
Además, indicó que el jefe de Gobierno también acudió a invitar al papa Francisco a la celebración de los 200 años de la Catedral Metropolitana, debido a que es un edificio histórico de la capital.

Comentarios

Load More