Mantienen en arraigo domiciliario a implicado en masacre de Salvárcar

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Israel Arzate Meléndez, presunto implicado en la masacre de Villas de Salvárcar, continuará bajo arraigo en su domicilio, ubicado en la calle Capitolio 7343 del fraccionamiento Roma Poniente de Ciudad Juárez, resolvió hoy el juez de Garantía, Apolinar Juárez Castro.

Además, rechazó prorrogar la medida cautelar, debido a que esta permanece suspendida desde que el acusado interpuso un amparo el 2 de marzo de 2011.

Durante la audiencia efectuada en la sala número 2 del módulo 2 de la Ciudad Judicial, el juzgador desechó también la petición de la fiscal Fabiola Tafoya Quezada de trasladar al indiciado al Centro de Arraigos, bajo el argumento de que el domicilio donde se encuentra Arzate carece de la seguridad necesaria y se localiza cerca de donde viven varios testigos protegidos que, según ella, corren cierto riesgo.

Santiago González Reyes, abogado defensor del inculpado, refutó la argumentación de la fiscal al asegurar que si se hicieron adecuaciones a la vivienda de su defendido y que éstas fueron incluso avaladas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

En la diligencia, hicieron uso de la palabra el propio Arzate y las familias de las víctimas. El primero, solicitó al juzgador continuar el arraigo en su casa, mientras que los segundos expusieron su temor de que el detenido pueda evadir la acción de la justicia.

El juez Juárez Castro explicó a los familiares que estaba imposibilitado legalmente para trasladar a Arzate porque éste interpuso un amparo que sigue vigente.

En octubre del 2012, Israel Arzate fue puesto bajo arraigo domiciliario, luego de permanecer más de un año en reclusión preventiva en un centro que antiguamente funcionó como Academia de Policía, de acuerdo con el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

La SCJN atrajo los amparos promovidos por Israel Arzate, en octubre pasado. La defensa de Arzate Meléndez ha tratado de demostrar que éste fue torturado, que fue presentado ante el Ministerio Público dos días después de su detención por parte de elementos militares.

La Primera Sala de la Corte consideró que el asunto reúne los requisitos de relevancia y trascendencia para ser resuelto por el máximo tribunal, porque plantea el análisis de violaciones a derechos constitucionales, como el debido proceso y de presunción de inocencia.

En la demanda de amparo se establece que Arzate, de 26 años, recibió choques eléctricos en el pecho y el abdomen y le colocaron una bolsa de plástico en la cabeza para producirle asfixia, además de permanecer incomunicado, actos que fueron confirmados por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El Centro Miguel Agustín Pro Juárez precisó que Arzate fue detenido el 3 de febrero del 2010 alrededor de las 18:30 horas y fue presentado hasta el día siguiente, a las 23:50, por los militares que lo detuvieron, en supuesta flagrancia horas antes.

Los militares justificaron la detención al asegurar que habían encontrado al inculpado en posesión de un Jeep con reporte de robo. Las inconsistencias en su detención fueron probadas, pero aun así se calificó de legal y reportaron la realización de un examen médico en el que no se acreditaron lesiones.

A pesar de haber sido puesto a disposición del Ministerio Público, Israel Arzate quedó bajo custodia de las fuerzas armadas en la guarnición militar de Ciudad Juárez.

El 5 de febrero siguiente realizó una diligencia en la que bajo torturas física y psicológica, amenazaron violar a su esposa y fue obligado a auto inculparse por el homicidio de 15 personas y de tentativa de homicidio de otras diez, de acuerdo con la demanda interpuesta en la Corte.

La historia

La noche del 31 de enero del 2010, un comando armado ingresó a tres domicilios de la calle Villas del Portal en la colonia Villas de Salvárcar. Llegaron en varios vehículos con los que bloquearon la calle.

Los hombres armados dispararon contra jóvenes que se encontraban en una fiesta ante la mirada de familiares, amigos y vecinos.

Días después fueron aprehendidos Heriberto Martínez, José Dolores Arroyo Chavarría, Aldo Fabio Hernández Lozano y Juan Alfredo Soto Arias, quienes fueron encontrados culpables por la muerte de 15 personas –11 estudiantes– y por lesionar a 10 más.

Fueron sentenciados en julio del 2011, a 240 años de prisión, en el juicio 45/2011.

Los imputados solicitaron que una segunda instancia revisara su caso y un tribunal de casación les reiteró la sentencia.

En esa misma causa penal se encuentra el caso de Israel Arzate Meléndez, cuya defensa ha peleado por demostrar que la confesión donde se declara culpable, fue obtenida por tortura de militares, quienes lo aprehendieron en las calles de Juárez.

El mismo mes en que los cuatro imputados recibieron sentencia, las autoridades federales presentaron a José Antonio Acosta Hernández El Diego, como jefe del Cártel de Juárez y como autor intelectual de la masacre en Villas de Salvárcar.

Acosta Hernández fue extraditado a Estados Unidos en abril del 2012 y fue sentenciado a varias cadenas perpetuas por tráfico de drogas, lavado de dinero, asociación ilícita y por el asesinato de una funcionaria consular y dos personas más de nacionalidad estadunidense.

Comentarios

Load More