Narcoviolencia en Edomex rebasa operativos anticrimen

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- A pesar de la incursión de cientos de elementos de fuerzas de seguridad federal, la violencia en el Estado de México registra un considerable incremento.

Un recuento del diario Reforma, con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), indica que en el primer bimestre de 2013 en la entidad hubo 287 homicidios. De ellos, 151 ocurrieron en enero y 136 en febrero

Agrega que en diciembre de 2012 en el estado se denunciaron 101 homicidios dolosos.

Precisamente el año pasado la Procuraduría mexiquense reportó mil 211 crímenes, es decir, un promedio de 101 casos mensuales.

Más de 2 mil 500 efectivos federales reforzaron al inicio de 2013 la vigilancia en diversas zonas del Edomex.

La última semana de enero, ante la ola de ejecuciones, el gobierno federal anunció la incursión de elementos del Ejército, Policía Federal y la Marina.

Entre los operativos que se aplican en la entidad están la Operación Valle de Bravo, Operación Dragón, Operación Urbana y Operación Valle de Toluca, con aproximadamente mil 500 efectivos en más de 20 municipios.

Entre la Marina y la Policía Federal suman al menos un millar de efectivos que vigilan la zona metropolitana de Toluca.

Aunque no hay datos oficiales, en marzo se han registrado varios hechos de violencia.

A inicios de ese mes, el gobernador Eruviel Ávila decidió establecer finalmente el Mando Único Policial en 119 de los 125 ayuntamientos, a través de la Policía Estatal Coordinada.

El mandatario estatal dijo que se trata de un modelo que no busca violentar la autonomía municipal, sino que, en concordancia con la política de seguridad del gobierno federal, “más allá de la dotación de armas, patrullas o capacitación, lo más importante es restablecer el tejido social”.

De acuerdo con informes internos del gobierno mexiquense, en los últimos cinco años las pugnas entre La Familia y Los Caballeros Templarios y Guerreros Unidos –estos últimos ligados a Los Zetas– han cobrado 2 mil 221 vidas.

De los 56 municipios mexiquenses donde opera el crimen organizado, La Familia Michoacana tiene presencia en 54, entre ellos Nezahualcóyotl, Ecatepec, Chimalhuacán, Chicoloapan, Texcoco, Amecameca, Chalco, Coacalco, Ixtapaluca, Huixquilucan, Naucalpan, Cuautitlán, Zumpango, Zinacantepec, Atlacomulco y Valle de Bravo.

Por otra parte, la Asociación de Mujeres Abrazando México (AMAM) –con sede en Atizapán, Estado de México– denunció que de enero a febrero de este año se han registrado 47 desapariciones de mujeres en esa entidad, casos que asegura podrían estar vinculados con trata de personas.

Emma Obrador, directora de AMAM, afirmó que a través del seguimiento de información periodística detectaron esas 47 desapariciones, aunque al parecer 10 de ellas ya fueron localizadas.

Comentarios

Load More