Corea del Norte anuncia la reactivación de sus plantas nucleares

El líder norcoreano Kim Jong-Un. Foto: AP El líder norcoreano Kim Jong-Un. Foto: AP

MÉXICO, D.F., (apro).- Corea del Norte anunció la reactivación de todas sus instalaciones nucleares, incluido el reactor de la central de Yongbyon, cerrada desde 2007, en respuesta al despliegue, el lunes pasado, de un destructor estadunidense capaz de interceptar misiles frente a la costa occidental surcoreana.

Un portavoz norcoreano del Departamento General de Energía Atómica, citado por la agencia estatal KCNA, confirmó que la decisión incluye “el reajuste y el arranque” de todas las instalaciones en el complejo de Yongbyon, entre ellas, la planta de enriquecimiento de uranio y un reactor de grafito de cinco megavatios, la única fuente conocida de plutonio para su programa de armas atómicas.

El plutonio y el uranio muy enriquecido son utilizados para fabricar bombas nucleares pero, según expertos, la reactivación del reactor podría tardar entre tres meses y un año.

De acuerdo con el portavoz norcoreano que no fue identificado por KCN, la decisión de reactivar las plantas nucleares norcoreanas forma parte de los esfuerzos destinados a atenuar la falta de energía del país.

Sin embargo, reconoció que también está destinada a “incrementar la fuerza armada nuclear tanto en calidad como en cantidad”.

Corea del Norte clausuró el reactor de plutonio de Yongbyon en 2007 a cambio de ayuda, en el marco de las negociaciones internacionales para el desmantelamiento de su programa de armamento nuclear, y el verano siguiente destruyó la torre de refrigeración.

El reactor era la única fuente de plutonio del programa de armas atómicas, aunque se estima que el país tiene entre 24 y 42 kilogramos del material, suficientes para fabricar de cuatro a ocho bombas similares a la utilizada por Estados Unidos en Nagasaki en la II Guerra Mundial.

Las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos incrementaron tras las sanciones impuestas por la ONU contra Pyongyang por la prueba nuclear que realizó en febrero pasado. A partir de entonces Corea del Norte ha lanzado amenazas contra Estados Unidos y su aliado Corea del Sur.

Además, el régimen de Kim Jong-un rompió de forma unilateral el armisticio de la guerra de Corea (1950-1953) y ha amenazado a Estados Unidos y Corea del Sur con ataques de misiles y nucleares. El sábado pasado, se declaró en “estado de guerra” con el Sur.

Además ha expresado su rechazo a las maniobras militares conjuntas que llevan a cabo, como cada año, Seúl y Washington en la zona, y que han incluido un despliegue de bombarderos con capacidad nuclear B-52 y B-2, así como aviones de combate furtivos F-22.

Corea del Norte considera estas maniobras un ensayo para invadir su territorio.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso