Para el gobernador Duarte, el premio de la vergüenza

En los 26 meses que lleva el gobierno del priista Javier Duarte en el estado de Veracruz, nueve periodistas –entre ellos la corresponsal de Proceso Regina Martínez– han sido asesinados, tres están desaparecidos y decenas más han tenido que huir de la entidad por el clima de violencia en su contra. Sin embargo, la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos, que agrupa a dueños de medios, premió a ese gobernador como “protector de periodistas” y “defensor de la libertad de expresión”. Medios que forman parte de esa organización se han deslindado del reconocimiento.

XALAPA, VER. (Proceso).- El premio que la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos (AME) le entregó al gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por ser “defensor de la libertad de expresión” y “protector de periodistas”, en el gremio es repudiado y considerado una farsa.

Nueve periodistas han sido asesinados en Veracruz desde el inicio del sexenio de Duarte, entre ellos la corresponsal de Proceso en la entidad, Regina Martínez; tres comunicadores veracruzanos están desaparecidos y decenas más se han ido del país o abandonaron el periodismo.

La ceremonia de entrega del reconocimiento a Duarte –rápidamente bautizado en las redes sociales como chayopremio– incluyó el acarreo de directores de medios locales organizado desde la Coordinación General de Comunicación Social (CGCS) del gobierno de Veracruz.

Vía telefónica, Gina Domínguez, titular de la CGCS, “sugería” a directivos, dueños y jefes de información de los medios locales acudir al acto de premiación. Así se llenó el salón del hotel Fiesta Americana donde tuvo lugar la ceremonia.

Y 24 horas después de la entrega del premio a Duarte por parte del gerente general de la AME, Julio Ernesto Bazán González, en nombre de un organismo que reconocía en el gobernador priista a un “impulsor de la libertad de expresión por la creación de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP)”, comenzó el deslinde de algunos medios de esa organización.

Hasta el cierre de esta edición El Diario de Juárez, Notiver, El Mundo de Córdoba, El Mundo de Orizaba, Correo de Guanajuato, El Mundo de Tehuacán, Imagen de Zacatecas y el Grupo Síntesis de Puebla, Hidalgo y Tlaxcala se han deslindado del reconocimiento a Duarte, aunque admiten su pertenencia a la AME.

En Facebook el sitio “A mí también me da asco el chayopremio a Javier Duarte” ya tiene más de mil 500 seguidores. En Twitter, con el hashtag #Chayopremio, cientos de comunicadores del país han repudiado el reconocimiento de Duarte como “protector de periodistas”.

La AME sólo tiene nueve agremiados en Veracruz: El Dictamen, El Mundo de Córdoba, El Mundo de Orizaba, La Opinión de Poza Rica, Imagen de Veracruz, Notiver y AZ Xalapa. Los directivos de Notiver y de El Mundo de Orizaba y de Córdoba no asistieron a la entrega del premio.

Aun así el salón donde se efectuó la premiación se vio abarrotado de dueños y directores de medios veracruzanos. Uno de ellos –que pidió el anonimato– confesó que su asistencia se debió a una llamada telefónica de Gina Domínguez, quien lo invitó con un tono imperativo y se despidió con un “espero saludarlo en el evento”.

En Veracruz la publicidad oficial y los pagos de la misma están supeditados a la autorización de Domínguez.

 

“Notiver”, bajo ataque

 

De los nueve periodistas asesinados en los 26 meses de gobierno de Javier Duarte, cinco trabajaban en Notiver. Por eso el diario más influyente de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río se desmarcó de la entrega del premio con un duro editorial en su edición impresa del jueves 4. Después la página web del rotativo fue hackeada y estuvo caída 24 horas.

En su edición del viernes 5 Notiver destacó en su portada la nota La tumban y la replican. En ella se señala que su página en internet fue víctima de un ataque cibernético luego de que el periódico se deslindara del premio.

Su editorial del jueves 4 señalaba: “Por respeto a nuestros compañeros asesinados y a sus familias y a nuestros lectores, a los compañeros que han tenido que salir del país y a los que día a día son agredidos por el inútil e incapaz gobierno del estado que encabeza el Pre-Miado (sic) Duarte y su fábrica de embutes les aclaramos: Notiver es miembro de la APA, AMA, SIP, AMI y hasta de la FIFA desde hace 25 años, pero no participa en concursos ni da, ni quita, ni recibe premios.

“Por eso sentimos una enorme vergüenza, ajena pero vergüenza por el uso de nuestro nombre en la AMPA (sic) que Pre-mió (sic) a Duarte el pasado lunes; a la vergüenza agregamos nuestra indignación. Todos los que hacemos Notiver pedimos que nos borren de esa lista de mercachifles y no vuelvan a usar nuestro nombre, nuestro dolor y nuestra rabia para sus repugnantes propósitos… Así o más claro?… amén.”

Notiver manifestó su dolor y su luto el pasado 27 de abril, cuando asesinaron a Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz y que por intermedio de la agencia Apro publicaba en ese diario.

Meses antes, el 20 de junio de 2011, Miguel Ángel López Velasco, Milo Vela, columnista y editor de notas policiacas de Notiver, fue asesinado junto con su hijo, el fotógrafo Misael López Solana; en el ataque también murió la esposa de Milo Vela, Agustina Solana. Miguel Ángel López Solana, El Cachorro, también reportero y fotógrafo de Notiver, se exilió en Estados Unidos luego del asesinato de su familia.

Yolanda Ordaz, reportera de nota roja, fue asesinada el 26 de julio de 2011; su cadáver degollado fue encontrado atrás de las instalaciones del periódico Imagen de Veracruz.

Gabriel Huge, El Mariachi, durante más de una década fotógrafo de Notiver, fue asesinado el 3 de mayo de 2012. Su cuerpo desmembrado fue encontrado en bolsas negras junto a los de los también fotorreporteros veracruzanos Guillermo Luna y Esteban Rodríguez y la empleada de publicidad Irasema Becerra.

Andrés Timoteo, autor de la columna Texto Irreverente en Notiver y excorresponsal de La Jornada, está exiliado en Francia. Asegura que salió del estado por las amenazas de muerte que recibió.

 

La AME, fiel a Duarte

 

Pese a la indignación nacional por el premio a Duarte, la AME mantuvo firme su decisión e incluso emitió un comunicado de respaldo la noche del jueves 4. En él señaló que la CEAPP es una institución que ya trabaja en pro de los objetivos para los que se creó:

“La AME fue gestora para la creación de la comisión especial para dar seguimiento a las agresiones contra periodistas y medios de comunicación que se instaló en el Senado de la República. La postura de la AME siempre ha sido el apoyar a las instituciones gubernamentales que han trabajado para defender la libertad de expresión y exigirles que continúen atendiendo esta problemática.”

En el documento –firmado sólo por 24 de sus agremiados, entre los que destacan Gonzalo Leaño Reyes, presidente de su Comité Ejecutivo Nacional y director general del periódico Ocho Columnas, de Jalisco, y Julio Ernesto Bazán, gerente de la AME– se afirma que respetan a las organizaciones no gubernamentales y de periodistas y a los editores de medios que no están de acuerdo con su punto de vista:

“Porque sus opiniones y demandas enriquecen y fortalecen la petición de la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos de impulsar leyes y acciones que garanticen la libre expresión y una prensa responsable que mantenga debidamente informada a la ciudadanía. En la AME continuaremos apoyando a la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas de Veracruz y al gobierno de Javier Duarte de Ochoa con el relanzamiento del Colegio de Periodistas, esperando que su ejemplo pueda permear a otras entidades, con el firme propósito de que se traduzca, de las palabras a los hechos, la defensa constante de los periodistas y medios impresos.”

Representantes de periódicos de Nuevo León y Tamaulipas se mostraron indignados por el premio a Duarte. Incluso periódicos que pertenecen a la AME renunciaron a su membresía y no quieren que se les asocie con el homenaje al gobernador veracruzano.

Periodistas entrevistados por Proceso consideraron aberrante el premio otorgado en un estado donde abundan los asesinatos y la violencia generalizada contra los informadores.

En Tamaulipas, Heriberto Deándar Robinson, codirector de El Mañana de Reynosa, El Mañana de Matamoros y La Tarde, se mostró en desacuerdo. También director general del bisemanal Hora Cero, dijo que como periodista solidario con los colegas violentados durante el régimen de Duarte consideraba un desatino el premio, pues tergiversaba el trabajo periodístico.

“Esto lo digo como periodista, más que como directivo: Es una barbaridad. Estas organizaciones como AME son para jalarles las cuerdas a los gobiernos, no para darles premios. Cómo vas a premiar al gobernador en el estado donde ha habido tanta violencia, asesinato de compañeros. No es prudente ni el momento para darle un galardón de esa naturaleza.

El director general de El Mañana de Nuevo Laredo, Heriberto Cantú Deándar, expresa: “Nosotros no somos miembros de esa asociación (la AME) y nunca propondríamos una idea tan desafortunada, sobre todo por las condiciones en que trabajan los periodistas en ese estado y en todo el país. La postura de la prensa digna e independiente es de exigencia y presión a la autoridad para que el ejercicio del periodismo se dé libremente, sin el terror en el que nos encontramos”.

El director editorial de ABC de Monterrey, Juan Antonio Martínez, señala que ese medio, que sí integra la AME, no fue consultado para entregar la presea. Como periodista se muestra inconforme con el reconocimiento pues, afirma, no puede estar de acuerdo en premiar al funcionario que conduce un estado como Veracruz, donde impera la violencia contra los comunicadores: “No puede ser que se le dé un premio al gobernador del estado donde ocurren tantas agresiones a los periodistas”.

Jesús Óscar González Medina, presidente de la asociación Periodistas de Nuevo León “José Alvarado”, se indigna con el premio que, afirma, ni siquiera representa al gremio, pues quienes acordaron reconocer a Duarte son dueños de medios: “Estamos indignados porque parece que quienes lo entregaron no tienen sensibilidad ni ven lo que está pasando en Veracruz. Hay ahí nueve compañeros asesinados, dos desaparecidos, 20 que han tenido que dejar la región por amenazas”.

Fragmento del reportaje que se publica enla edición 1991 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios