Dan 38 años de cárcel a presunto asesino de Regina Martínez

XALAPA, Ver. (apro).- Jorge Antonio Hernández, El Silva, el único detenido hasta ahora por el asesinato de la corresponsal del semanario Proceso, Regina Martínez, fue sentenciado a 38 años de prisión.

María de los Ángeles Diana Coq Toscanini, coadyuvante de Proceso en las investigaciones sobre el crimen, informó que el Tribunal Superior de Justicia del estado le impuso también una multa de 80 mil pesos como reparación del daño por su coparticipación en el homicidio y robo calificado en contra de la periodista, una de las nueve víctimas mortales en el gobierno de Javier Duarte.

La litigante comentó que este martes se notificó en el Juzgado Tercero de Primera Instancia del Distrito Judicial de Xalapa, con sede en la congregación de Pacho Viejo, municipio de Coatepec, la sentencia de 38 años y 60 días de prisión para El Silva.

Regina Martínez fue asesinada el 27 de abril del año pasado en el interior de su domicilio, en la privada de Rodríguez Clara, en el barrio del Dique y, a casi un año del artero crimen, uno de los presuntos asesinos, José Adrián Hernández Domínguez, El Jarocho, continúa prófugo, pese a contar con antecedentes penales previos al homicidio de la reportera. Aunque la Procuraduría maneja que el deceso de la periodista fue el viernes 27 de abril, la necropsia arrojó que la muerte de Martínez fue aproximadamente a las 4:00 horas de la madrugada del sábado 28 de abril.

En el desahogo de las pruebas de cargo en la investigación ministerial 019/2012/PC y en la causa penal 358/2012, la juez Beatriz Rivera Hernández ratificó la responsabilidad del acusado, sin que El Silva haya presentado algún elemento de descargo para demostrar su inocencia.

Por el contrario, el detenido reconoció su participación en los hechos en que perdiera la vida Regina Martínez.

El 30 de octubre de 2012 el procurador Amadeo Flores Espinosa anunció la detención de El Silva y que su oficina estaba en busca de El Jarocho, un delincuente y sexoservidor a quien presentó como supuesto novio de la periodista. Ese mismo día los consignó ante la justicia local y el viernes 2 de noviembre la juez Rivera dictó el auto de formal prisión contra El Silva.

La juez desechó por completo la declaración preparatoria de Hernández Silva, quien negó su responsabilidad y acusó a la Procuraduría de Justicia de tortura y retención ilegal durante varias semanas hasta hacerlo inculparse, amenazado con que matarían a su madre, su único lazo afectivo, si no lo hacía.

Analfabeto y portador del virus de inmunodeficiencia humana, El Silva, de 34 años, tras ser detenido, firmó su declaración ante el Ministerio Público con su huella digital, pero su comparecencia ante la PJG en la que se inculpa es tan coherente, estructurada y detallada como la de una persona con preparación, según consta en la investigación ministerial 019/2012/PC.

Desde que fue llevado a prisión, Hernández Silva quedó aislado. No convive con la población del penal de Pacho Viejo, en Xalapa. De acuerdo con testimonios recogidos en el centro de readaptación social, lo tienen bajo vigilancia día y noche.

En lo que va de la administración de Duarte, nueve periodistas han sido asesinados, cuatro se encuentran desaparecidos y cerca de 20 más se han visto obligados a dejar la entidad por amenazas, despidos y presiones.

 

Comentarios