“Una burla”, el relevo en la Comisión Monex: López Obrador

COLIMA, Col. (apro).- El excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador calificó como “una burla” lo ocurrido dentro de la comisión legislativa que investiga el caso de las tarjetas Monex, cuyo presidente, el diputado perredista Roberto López Suárez, fue sustituido por el priista José Rangel Espinosa.

“Son unos cínicos”, comentó el líder opositor al hacer notar que el nuevo titular de la comisión pertenece al mismo partido del presidente Enrique Peña Nieto, en cuya campaña se cometieron las presuntas anomalías con las tarjetas.

Entrevistado esta tarde en el marco de su visita a esta ciudad para tomar protesta al comité municipal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), López Obrador consideró que en las condiciones actuales la Comisión Monex ya no funcionará.

Al respecto, el político tabasqueño cuestionó: “¿Cómo va a investigar el mismo Peña Nieto sobre su ilegalidad de utilizar dinero de procedencia ilícita? Es como si se juzgara a sí misma la maestra Elba Esther. Peña Nieto ahora se está investigando, pues entonces ya sabemos cuál será el resultado.”

Definió como “una telenovela, o una tragicomedia convertida en telenovela con capítulos” lo que ha ocurrido actualmente en México con Enrique Peña Nieto como actor.

“Ahí lo maquillan, lo peinan, se tardan como una hora haciéndole la raya, el copete, le ponen moco de gorila, lo presentan en la televisión y lo ponen a leer en un teleprompter porque no es capaz de improvisar”.

Uno de los capítulos, refirió, fue el de “La traición”, que tuvo que ver con el encarcelamiento de la expresidenta del sindicato magisterial, Elba Esther Gordillo, “haciendo creer que ahora sí las cosas van a cambiar, que ahora sí se va a combatir la corrupción, pero todo es un espectáculo, un circo”.

Sin embargo, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal sostuvo que “Peña Nieto es igual de corrupto que Elba Esther”, pues también tiene grandes mansiones como ella, ambos viajaban en avión particular y compraban en tiendas de gran lujo del extranjero.

Además, sobre la acusación de que Elba Esther Gordillo lavó dinero, “Peña también, utilizó miles de millones de procedencia ilícita para comprar votos”, fustigó López Obrador.

En relación con el movimiento magisterial de Guerrero en contra de la reforma educativa, el tabasqueño dijo que el gobierno no debe enfrentar este asunto con difamación en los medios, con amenazas y mucho menos con represión.

“Tiene que haber diálogo y compromisos, porque no se resuelve nada con el uso de la fuerza o con mano dura, tienen que abrirse las negociaciones, no imponer nada ni utilizar los medios de comunicación, sobre todo la televisión, para denigrar a los maestros”, estimó.

De acuerdo con el fundador de Morena, hasta ahora el gobierno federal no ha mostrado voluntad de diálogo con los maestros de Guerrero, sino que “hay mucha cerrazón” porque Peña Nieto tiene mucha influencia del fallecido expresidente Gustavo Díaz Ordaz.

“Deberían entender que se trata de un conflicto social y tratarlo de otra forma, buscando el entendimiento; hay que saber rectificar, informar a los maestros de qué se trata porque hablan de una reforma educativa, pero realmente es una reforma laboral que quieren aplicar; yo no veo dónde esté el planteamiento para mejorar la calidad de la enseñanza, para que no haya rechazados, no veo eso”.

López Obrador descartó que exista un riesgo de estallido social en el país porque a su juicio la gente no quiere violencia, busca el diálogo, aunque el gobierno no está haciendo su trabajo.

A su vez, reiteró que Morena no entrará al Pacto por México, porque “es una simulación, una tomadura de pelo”, pues significa mantener la misma política económica que ha provocado la inseguridad y la violencia. “No vamos a formar parte de la comparsa, Morena no es un partido palero”.

Si continúa la misma política económica, advirtió, no se resolverán los problemas y, por el contrario, se agravará la situación, se complicará la crisis económica, la crisis de bienestar social, de inseguridad y de violencia.

A la mayoría de los mexicanos, advirtió, “ya le llegó el agua al cuello: no hay trabajo, al que tiene un empleo sus ingresos no le alcanzan para lo más indispensable y, encima de todo, estos irresponsables de la banda de delincuentes que malgobierna al país están aumentando los precios de los combustibles, la gasolina, el diesel, el gas y la luz”.

Load More