Calderón buscó sin éxito privatizar el sector energético: Wikileaks

Felipe Calderón. Después del fracaso. Foto: Germán Canseco Felipe Calderón. Después del fracaso. Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- El expresidente Felipe Calderón intentó sin éxito abrir al capital privado el sector energético, según revela un cable diplomático elaborado por el entonces embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual.

Según el cable difundido por WikiLeaks de fecha 12 de febrero de 2010, el mandatario mexicano realizó consultas al respecto con otros países, principalmente los petroleros, debido a los problemas que enfrentaba el país por la disminución de la producción de petróleo y gas, así como el incremento de la demanda nacional.

Dirigido al coordinador de asuntos energéticos internacionales del Departamento de Estado, David Goldwyn, en el marco de su visita a México, el reporte puntualiza:

“Expertos en energía y el sector privado están en general de acuerdo en que la disminución en la producción de crudo forzará a México a llevar a cabo reformas para abrir los sectores de petróleo y gas a la inversión privada”.

Señala que antes de 2010, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía (Sener) consultaban a las compañías petroleras internacionales y a otras partes de interés para desarrollar borradores de contratos que se han dado a conocer recientemente.

“Entendemos que un borrador será enviado a los accionistas el 15 de febrero (2010) para ser comentado”, dice el documento.

Añade:

“Para explorar y desarrollar los proyectos costosos y difíciles, pero prometidos, especialmente en aguas profundas, Pemex necesita diversificar los riesgos, atraer la inversión privada y tener acceso a las capacidades tecnológicas y a la experiencia de las compañías petroleras internacionales. La reforma sólo permite contratos basados en el rendimiento”.

De acuerdo con Pascual, los representantes del gobierno de México afirmaban que un desafío constitucional contra la instrumentación de regulaciones para los nuevos contratos no retrasaría el proceso, pero las compañías podían estar menos interesadas en presentar ofertas teniendo en cuenta las incertidumbres jurídicas.

“Expertos en energía y el sector privado están en general de acuerdo en que la disminución en la producción de crudo forzará a México a llevar a cabo reformas para abrir los sectores de petróleo y gas a la inversión privada”, explicó Pascual, quien desde mayo de 2011 tomó el lugar de David Goldwyn como enviado especial y coordinador de asuntos energéticos internacionales del Departamento de Estado.

Agregó que los cambios constitucionales para abrir a los sectores de petróleo y gas a la inversión privada tomará tiempo, aunque la reforma energética aprobada en 2008 durante la administración de Felipe Calderón necesita ser instrumentada, ya que “tomó la decisión de no atacar la sacrosanta prohibición constitucional de la inversión privada”.

De acuerdo con el último reporte de Pemex, México tuvo que importar en 2012 casi la misma cantidad de petróleo y gas que lo que el país exportó, es decir, un valor de 370 mil 752 millones de dólares contra 370 mil 915 millones de dólares, respectivamente.

No obstante, entre 2008 y 2011, el gobierno mexicano tuvo que importar más que lo que exportaba.

Las importaciones anuales de gas natural casi triplicó desde 2008, pasando a un promedio de 447 mil barriles diarios en ese entonces a una media de un millón 244 mil barriles diarios en lo que va el presente año.

Por otra parte, las exportaciones anuales de este combustible disminuyeron durante el mismo periodo, pasando de un promedio de 107 mil barriles diarios en 2008 a una media de 700 barriles diarios en lo que va de 2013.

El embajador Pascual explicó que la producción de energía en el país proviene principalmente del gas natural (40%), pero también del petróleo (27%) e hidroelectricidad (22%).

Comentarios

Load More