Inicia proceso para restituir a ejidatarios tierras explotadas por minera

ZACATECAS, Zac. (proceso.com.mx).- El Tribunal Unitario Agrario de Zacatecas dará inicio esta semana al proceso de ejecución de la sentencia definitiva por la cual la compañía minera canadiense Goldcorp deberá restituir a ejidatarios alrededor de 600 hectáreas donde explotó, en los últimos años, el tajo a cielo abierto de oro y plata más grande del país, en el complejo minero de Peñasquito.

En una sentencia el 17 de enero pasado, el magistrado Serafín Salazar Jiménez dictaminó la devolución de las tierras que Goldcorp aprovechó mediante convenios de ocupación temporal, ilegales y sin adquirirlas, y los ejidatarios de Cerro Gordo que promovieron el juicio contra la empresa fueron amparados por la justicia federal.

De acuerdo con información de la Confederación Nacional Campesina (CNC), representantes de la empresa canadiense y ejidatarios se reunirán este martes en el Tribunal Agrario en el estado para dar inicio al proceso de ejecución, en virtud de que los afectados no quieren tener acuerdos o negociar con Goldcorp, sino la devolución de sus tierras.

Goldcorp inició actividades en el municipio de Mazapil en el 2005, en terrenos de los ejidos El Vergel, Mazapil, Cerro Gordo y Los Cedros, donde invirtió mil 100 millones de dólares y otros mil millones en trabajos de exploración.

“Para establecer la mina Goldcorp reubicó a las familias de los ejidatarios zacatecanos dueños de las tierras. Para ello se valió de contratos de ocupación temporal, de falsificación de títulos agrarios y de engaños a las familias de ejidatarios dueñas de estas tierras. A la fecha muchos de los ejidatarios no cuentan con escrituras y carecen de los servicios básicos en las zonas donde fueron reubicados”, refiere la CNC en un reporte sobre la situación de Peñasquito.

En los últimos cuatro años, Goldcorp ha reportado utilidades por dos mil millones de dólares.

“La justicia federal documentó episodios de engaño y abusos por parte de Peñasquito, filial de Goldcorp. La minera, de capital totalmente canadiense, explota los minerales violando, desde hace cinco años, el régimen jurídico mexicano. Esto sólo puede suceder con indispensables cómplices en el gobierno federal anterior”, acusó la CNC.

Un grupo de 29 ejidatarios rechazó las condiciones impuestas por la minera e inició un litigio agrario en el 2009, mismo que llegó a su fin cuatro años después, con la sentencia a su favor tras el recurso de revisión por el cual la sentencia a favor de los ejidatarios fue ratificada en sus términos, y se negó el amparo directo a Peñasquito.

Según la CNC, la filial de Goldcorp en México no ha informado a sus accionistas sobre este fallo judicial en su contra.

Sin embargo, el grupo de ejidatarios y los abogados acudieron a la Secretaría de Gobernación y de Relaciones Exteriores para pedir el respaldo del gobierno federal, a fin de que se acate la resolución.

 

Comentarios

Load More