Trastornos mentales dan batalla a las fuerzas castrenses

Militares en labores de vigilancia. Foto: Rafael del Río Militares en labores de vigilancia. Foto: Rafael del Río

MÉXICO, D.F. (apro).- Las enfermedades y los trastornos psicológicos en las fuerzas castrenses registran un notable crecimiento, según datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En respuesta a una solicitud de información, la dependencia informó que en 2012 fueron atendidos 206 casos, 60 de ellos por trastornos mentales y del comportamiento, 55 por alteraciones del humor (afectivos), y 34 más por el uso de sustancias psicoactivas.

De acuerdo con la información dada a conocer por la Sedena, ese mismo año se atendió a 22 militares por trastornos neuróticos, relacionados con el estrés y físicos; a 19 por esquizofrenia y trastornos esquizotípicos y delirantes; a 12 por síndrome de comportamiento relacionados con alteraciones fisiológicas y factores físicos, y a cuatro por retraso mental.

En el primer bimestre del año, la Sedena atendió a cerca de 83 militares por enfermedades o trastornos psicológicos.

En 32 casos, se trató de trastornos del humor o afectivos; en 19 de neuróticos, relacionados con el estrés y somatomorfos, y en 12 más por trastornos mentales y del comportamiento, debidos al uso de sustancias psicoactivas.

Aparte, este año fueron atendidos nueve militares por trastornos mentales y del comportamiento y siete por esquizofrenia, trastornos esquizotípicos y delirantes; tres por trastornos paranoides de la personalidad y uno más por retraso mental.

Lo peor es que la propia Sedena reconoce que para la atención de estos casos carece de un área de atención psicológica específica o única de los elementos castrenses.

En la respuesta a la solicitud de información, la Sedena informó que en el primer bimestre del año unos 426 elementos del Ejército y Fuerza Aérea causaron baja por deserción. El año pasado las deserciones sumaron 2 mil 446 elementos.

Comentarios

Load More