…aunque el procurador dice que es el estado más violento del país

MONTERREY, N.L. (apro).- Michoacán es el estado que representa actualmente el principal foco de violencia en el país, reveló hoy en esta ciudad Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República (PGR).

Al referirse a las “zonas rojas” del país, el funcionario acotó que “las inercias cambian rápidamente”, por lo que los escenarios de inseguridad varían, pues la región de la Comarca Lagunera, que comparten Durango y Coahuila, ya dejó de ser la más inestable.

“Teníamos hasta hace unos días el mayor índice de violencia en la zona de La Laguna. Se disminuyó empezando el sexenio. Acapulco era una cosa terrible y se disminuyó. Pero de repente Michoacán se nos convirtió también en un problema, por eso les digo que no es un problema de días”, argumentó.

En entrevista posterior a su participación en esta ciudad en el Foro Regional México en Paz, efectuado dentro del Plan Nacional de Desarrollo (PND), el titular de la PGR explicó que cuando Peña Nieto, quien estuvo presente en el acto, se refiere a superar inercias del pasado en materia de seguridad, apunta hacia un “cambio de mentalidad”.

“Yo no hablaría de inercias. Fue bien claro el presidente en el sentido de no ser triunfalistas. Todavía podemos esperar repuntes, apenas estamos empezando. Si ustedes escuchan con detenimiento el discurso del presidente, nos habla de una enorme cantidad de acciones”, dijo.

Murillo Karam también consideró que el país fue sorprendido por la irrupción de los grupos criminales, lo que obliga, ahora, a modificar la estructura jurídica del país:

“El sistema penal mexicano en un país en el que no había delincuencia, hace muy pocos años, nos tomó por sorpresa (sic). El cambio que las comunicaciones dieron a la cercanía con la delincuencia nos tomó por sorpresa y tuvimos que dar cambios, para empezar a corregir todos nuestros procedimientos penales, de justicia y de policía, y estamos en el camino, aunque no va a ser fácil, pero se puede”, dijo.

Enseguida, descartó que la difusión de cifras sobre violencia pueda enviar un mensaje distorsionado entre la población.

“Las cifras se pueden comprobar por quien quiera, no son cifras con las que se pueda jugar, son oficiales, que pueden ser estudiadas y verificadas, analizadas, y no es un doble juego porque no es asunto de percepción cuando nosotros mismos decimos que aunque las cifras estén bajando, nosotros no triunfalizamos (sic)”, afirmó.

Murillo Karam también señaló que la reforma a la ley de arraigo era indispensable, pues como funcionaba con anterioridad entorpecía la investigación.

“Una de las comisiones en la Cámara de Diputados aprobó una reforma al arraigo que, como estaba, fomentaba una especie de parálisis en la investigación de los delitos, y el reducir el tiempo del arraigo es una pieza muy importante porque vuelve a obligar al Ministerio Público a meterse profundamente en la integración de una averiguación”, consideró.

En su discurso ante los asistentes al foro, el procurador general de la República reconoció que el país se encuentra muy atrasado en la reforma al sistema penal, que inició en 2008, y que tiene un plazo de ocho años para su activación generalizada en todo el país.

Finalmente, Murillo Karam reconoció que el atraso en esa activación provoca que se consumen injusticias, como encerrar a inocentes y liberar a culpables.

Comentarios

Load More