Frena oposición intento del PRI por presidir comisión Monex

MÉXICO, D.F. (apro).- Con tan sólo tres votos, la oposición frenó al  PRI en su intención de presidir la comisión Monex para “auto investigarse” por la triangulación de los millonarios recursos que ese partido utilizó en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto y que la autoridad electoral ya reconoció pero no sancionó.

Faltando cinco segundos para cerrar el reloj del conteo y bajo la advertencia de que concluido el tiempo no se aceptarían votos por papeleta, la votación se emparejó: 231 sufragios eran para mantener al perredista Roberto López Suárez al frente de la comisión Monex, en tanto que otros 231, que el PRI, y sus aliados PVEM y Panal lograron sumar se pronunciaban para que el cargo lo asumiera el diputado por Atlacomulco, José Rangel.

En esos segundos el tablero se modificó: un legislador afín al PRI se pasó a la oposición y otro más que estaba en abstención también se unió a la idea de mantener la presidencia de la comisión Monex en manos de la oposición. Así, la votación quedó 230 votos para el PRI y sus aliados, contra 233 del PRD-PAN-PT y MC.

Denuncian cohecho del PRI

Una vez que el pleno concluyó con la discusión y aprobación de dictámenes del día, los legisladores recibieron la noticia de que, por mayoría de votos, la Junta de Coordinación Política (órgano donde participan los coordinadores parlamentarios y su voto tiene valor ponderado, es decir de acuerdo con el número de legisladores que conforman la fracción), decidió destituir al presidente de la comisión Monex, el perredista Roberto López Suárez, bajo el argumento de que ésta sería “rotatoria”.

Además, la Junta de Coordinación determinó que la presidencia la tendría el PRI y que ésta recaería en José Rangel, diputado federal por el Distrito de Atlacomulco, lugar donde vota Enrique Peña Nieto.

Rangel fue severamente cuestionado por el PAN cuando detectaron que en uno de sus vehículos particulares hacía alarde de prepotencia, pues tenía a la vista una credencial de metal del Congreso de la Unión, conocidas coloquialmente como “charolas”. La denuncia del hecho llevó a Rangel a quitarla del auto luego de justificar que lo había hecho porque su hijo es una persona discapacitada.

El propio Rangel, junto con los diputados Fernando Charleston Hernández, del PRI; José Antonio González Roldán, del Panal; y Ricardo Astudillo Suárez, del PVEM, defendieron el punto de acuerdo de la Junta de Coordinación con el argumento de que “siempre” se dijo que la presidencia de la comisión Monex sería rotativa, el presidente dicha instancia, Roberto López Suárez, del PRD, pidió la palabra.

Primero anunció que si se aprobaba que el PRI encabezara la comisión Monex, el PRD se retiraría de dicho órgano. “No nos prestaríamos a una simulación”, advirtió.

Después, desde la tribuna denunció que el PRI no sólo ha obstruido los trabajos de la comisión, sino que, además, pretendió cooptarlo a cambio de dinero y promoción de imagen.

Acusó directamente al diputado del PRI, José Manssur, de haberle pedido que dejara la presidencia de la comisión Monex y a cambio la presidencia de “otra comisión”, y si fuera necesario, le crearían alguna. Además, reveló que el priista le advirtió que para la “promoción política siempre se necesita dinero”.

“¡Perdón! No estamos vendiéndonos. ¡Los principios no se venden!”, dijo a los priistas en respuesta al ofrecimiento.

El petista Manuel Huerta pidió al presidente de la Mesa Directiva, el priista Francisco Arroyo Vieyra, que el tema debía indagarse e incluso adelantó que su partido propondrá una “comisión de ética” para analizar el proceder de legisladores federales.

Silvano Aureoles, coordinador de la fracción del PRD, argumentó en contra de la propuesta de la Junta. Dijo a los priistas que su propuesta de rotar la presidencia y remover al actual titular era “un atropello innecesario”.

“Aún no está claro; hay dudas sobre la forma en que se desarrolló el proceso y la triangulación que se dio para favorecer al PRI. La Cámara debe pronunciarse al respecto, ¿cuál es el problema si lo hace? ¿Por qué el golpe de Estado y quitar de la presidencia al PRD y poner a alguien del mismo partido? ¿No se les hace incorrecto que el partido a investigar sea el que presida?”, cuestionó.

Luego hizo un llamado al PAN para que votara con “sensatez”.

Los priistas, el diputado del PVEM y el de Panal no tuvieron capacidad política en su argumentación. Sostuvieron rotar la presidencia era signo de pluralidad y de democracia, sin embargo, el PAN no se dejó convencer.

El panista Horacio Niño de Rivera argumentó contra la propuesta. Desde la tribuna aclaró a los priistas que la comisión no se llama Monex porque ellos mismos lo impidieron pero que así se conoce por la ciudadanía.

Les recordó que “el espíritu de esta legislatura (al crear la comisión) fue investigar la denuncia que el PAN hizo un mes antes de las elecciones en contra del PRI por el uso de tarjetas de prepago a cargo del banco Monex. “Hoy lo que le pedimos al PRI es un razonamiento político y no jurídico; suben a decir en tribuna que sí se aprobó desde un inicio que la presidencia fuera rotativa. Pero, sean responsables en lo que piden. Es un absurdo que presidan la comisión”.

Luego recordó que el diputado propuesto por el PRI para presidir la Comisión Monex, José Rangel, “ya aceptó que cometió un error” por portar una charola, por su falta de transparencia. “¡Es ridículo que lo propongan a él!”, se quejó.

Mientras el panista se refería a Rangel éste se burlaba:

“¡Le pido seriedad diputado Rangel. ¿Por qué se ríe cada vez que se habla de usted? Es absurdo que se quiera ubicar en la presidencia de la Comisión Monex a un diputado de un estado en donde vota la persona a la que se va a investigar (Enrique Peña Nieto).”

El diputado Astudillo Suárez, del PVEM, en un intento por defender a los priistas reclamó: “Todavía ni siquiera empieza a trabajar en la presidencia y ya lo estamos cuestionando. Estar al frente de una comisión no es para utilizarla como golpeteo político, sino realmente para investigar y sancionar, si se diera el caso.”

Antes de que subiera el último diputado a hablar en contra de la rotación de la presidencia de la comisión Monex, Ricardo Mejía Berdeja, el presidente de la Mesa directiva, el priista Arroyo Vieyra, dijo ante el micrófono que era el último orador y que en lo inmediato se pasaría a la votación. Alertaba así a los diputados del PRI a que estuvieran presentes y no perder la votación.

Sin embargo, el llamado no fue suficiente, pues ni con los votos del PVEM y del Panal el PRI logró ganar. Cuando el tablero terminó con los números 230 contra 233 perredista, panistas, petistas y del movimiento ciudadano estallaron en júbilo. La oposición seguirá teniendo la presidencia de la comisión Monex.

Comentarios

Load More