Acusan otra vez de intento de extorsión a delegado de Coyoacán

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El perredista Mauricio Toledo, delegado de Coyoacán, nuevamente se ve implicado en un caso de extorsión.

Esta vez el empresario Manuel Dacosta acusa al funcionario de intentar extorsionarlo con hasta tres millones de pesos para retirar la clausura de una gasolinería, publica hoy el diario Reforma.

Entrevistado por ese medio, Dacosta, quien es propietario de otras cuatro gasolinerías, señaló que el intento de extorsión ocurrió al acudir con el delegado para solicitar el retiro de los sellos de clausura.

El establecimiento está ubicado en la avenida Heroica Escuela Naval 506 en la colonia San Francisco Culhuacán, clausurado desde hace cinco años.

El empresario explicó que luego del escándalo por irregularidades en la Torre Céfiro, que implicó también un presunto intento de extorsión por parte de Toledo, éste se negó a recibirlo personalmente y lo canalizó con su secretario particular, Eduardo Ramírez Vallejo.

Aseguró que grabó al funcionario cuando le estaba pidiendo dinero.

Dacosta advirtió que interpondrá una denuncia este lunes ante la Contraloría del DF y que analiza presentar una denuncia penal ante la Procuraduría.

De acuerdo con Reforma, la delegación Coyoacán se deslindó de las acusaciones y aseguró que Ramírez renunció el pasado 15 de abril.

En febrero pasado, el delegado Toledo fue acusado de intento de extorsión y de amenazar de muerte al abogado Rodolfo Reus.

El funcionario fue señalado por exigir 1.6 millones de pesos a cambio de no clausurar la construcción del condominio Torre Céfiro, de 120 departamentos, en Céfiro 120, en la colonia Insurgentes Cuicuilco.

Comentarios