Detectan casos de gripe aviar en Tlaxcala

IXTACUIXTLA, Tlax., (apro).- Habitantes de la comunidad Santa Cruz El Porvenir, perteneciente a este municipio, retuvieron a funcionarios del gobierno del estado y agredieron a empleados de diversas dependencias, en protesta por el sacrificio de aves ante la confirmación de dos casos de gripe aviar en la zona.

Los secretario de Fomento Agropecuario y de Seguridad Pública del estado, Jonathan Bretón Galeaci y Orlando May Zaragoza, respectivamente, arribaron al lugar esta tarde, junto con el delegado federal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Jaime Garza Elizondo, para negociar con los pobladores, quienes exigieron el pago justo por cada uno de los animales sacrificados.

Por la mañana, policías estatales y municipales, así como personal de Protección Civil, montaron un operativo para que los veterinarios de la Sagarpa pudieran cumplir con la instrucción de sacrificar a todas las aves de traspatio de la comunidad, luego de que se recibieron reportes de la muerte de animales sin motivo.

El personal estaba encabezado por el veterinario Jorge Arnulfo Macías Bárcenas, de la Sagarpa, y Eloy Santiago López, representante de la Secretaria de Fomento Agropecuario del estado de Tlaxcala.

Según los pobladores, el descontento surgió cuando los funcionarios ingresaron casa por casa para matar a gallinas y guajolotes sin pedir permiso, ni mostrar alguna orden. Tampoco aceptaron acuerdos previos, añadieron.

Uno de los vecinos explicó que el enojo se desbordó porque la mayoría de las aves de corral fueron cuidadas por sus propietarios para obtener recursos con su venta en la fiesta del pueblo, que se realizará el próximo 1 de mayo, sin embargo, dijo, nadie les explicó cómo les repondrán el dinero.

Para evitar que siguieran con el sacrificio de animales, los pobladores de “El Porvenir” se rebelaron contra los médicos veterinarios y los persiguieron con piedras y palos para echarlos del lugar.

Asimismo, retuvieron a Macías Bárcenas, así como al regidor de Gobernación de este municipio, Ángel Carmona Cruz, y al director de Gobierno del estado, Joaquín Flores Nopal, a quienes mantienen en las oficinas de la presidencia municipal. También se apoderaron de los vehículos de la Sagarpa para forzar una negociación.

Mientras tanto, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) ordenó que 950 aves de la comunidad sean sacrificadas para evitar la propagación de la influenza aviar AH7N3.

Ante tal medida, los inconformes exigen que se indemnice a cada uno de los propietarios conforme a los precios que las aves alcanzarían por su venta en los festejos.

Los funcionarios estatales y federales que a acudieron a Santa Cruz El Porvenir para negociar la liberación de los funcionarios han ofrecido pagar hasta de 200 pesos por cada ave, pero los pobladores han rechazado la oferta por considerarla por debajo de los precios de mercado.

Comentarios

Load More