Presidencia intentó salvar viaje de María Espinoza

María Espinoza, medallista olímpica. Foto: Miguel Dimayuga María Espinoza, medallista olímpica. Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La tardanza con la que funcionarios solicitaron las visas para los integrantes de la selección nacional de taekwondo -y que derivó en que el entrenador de María Espinoza, Pedro Gato, no recibiera la suya para viajar al Abierto de Canadá-, ocasionó que Presidencia de la República interviniera para intentar gestionar que la Embajada de ese país agilizara el trámite.

La doble medallista olímpica confirmó que recibió una llamada del subdirector de calidad para el deporte de la Conade, Othón Díaz, quien le informó que el gobierno mexicano le pediría al de Canadá que le otorgara la visa a Gato cuyos documentos migratorios se encontraban “bajo investigación”.

“Recibí una llamada de Othón el martes para informarme que Presidencia iba a hacer los trámites para que saliera la visa, pero le dije que ya no había tiempo porque mi pesaje era el miércoles y mi competencia el jueves, entonces ya no daba tiempo”, declaró la atleta.

Esta tarde, Pedro Gato recibió por fin la visa canadiense que fue tramitada por el área de Relaciones Internacionales de la Conade, en virtud de que el director técnico de la Federación Mexicana de Taekwondo (FMTKD), Ramón Solorio, ingresó sus documentos en la Embajada con apenas 4 días hábiles de anticipación a pesar de que desde febrero pasado se sabía que los seleccionados nacionales viajarían a Canadá en estas fechas.

María Espinoza aclaró que el presidente de la FMTKD, Juan Manuel López, le llamó este miércoles por teléfono para avisarle que no sería sancionada por no haber viajado a Canadá porque su entrenador no tenía visa para entrar a ese país.

“A él le explique mis razones, le dije lo mismo que les estoy diciendo ahorita a ustedes, que el hecho que no esté mi entrenador para mí es fundamental, ese binomio de atleta-entrenador es muy importante. Mi trabajo es dar resultados, entrenar y dar mi mejor esfuerzo; yo siempre he sido una deportista muy clara y sé lo que quiero, lo hago para que se me comprenda como deportista, que necesitamos lo mínimo y en este caso es trabajar con mi entrenador, creo que es comprensible”, indicó.

Cuando Espinoza supo que Pedro Gato no viajaría, decidió quedarse en México.

El resto de la selección femenil sí viajó, aunque Espinoza explicó que sus compañeras también querían quedarse en apoyo a su entrenador, pero finalmente tomaron los vuelos porque no pudieron ponerse de acuerdo.

El entrenador Pedro Gato aclaró que por medio de mensajes o llamadas tanto él como María y la psicóloga Paula Mann han estado en comunicación con las otras atletas, así como con la entrenadora turca Gulsa Kusuc a quienes les han dado ánimos e instrucciones para que puedan salir bien en sus respectivos combates.

María Espinoza se mantendrá entrenando en el Comité Olímpico Mexicano para encarar las próximas competencias que tiene en puerta. En tres semanas se realizará el Abierto de Suiza y en julio el Campeonato Mundial de Puebla, su primer torneo importante de este año.

La premura con la que se solicitaron las visas para los integrantes de la selección nacional de taekwondo -y que derivó en que el entrenador de María Espinoza, Pedro Gato, no recibiera la suya para viajar al Abierto de Canadá-, ocasionó que Presidencia de la República interviniera para intentar gestionar que la Embajada de ese país agilizara el trámite.

La doble medallista olímpica confirmó que recibió una llamada del subdirector de calidad para el deporte de la Conade, Othón Díaz, quien le informó que el gobierno mexicano le pediría al de Canadá que le otorgara la visa a Gato cuyos documentos migratorios se encontraban “bajo investigación”.

“Recibí una llamada de Othón el martes para informarme que Presidencia iba a hacer los trámites para que saliera la visa, pero le dije que ya no había tiempo porque mi pesaje era el miércoles y mi competencia el jueves, entonces ya no daba tiempo”, declaró la atleta.

Esta tarde, Pedro Gato recibió por fin la visa canadiense que fue tramitada por el área de Relaciones Internacionales de la Conade, en virtud de que el director técnico de la Federación Mexicana de Taekwondo (FMTKD), Ramón Solorio, ingresó sus documentos en la Embajada con apenas 4 días hábiles de anticipación a pesar de que desde febrero pasado se sabía que los seleccionados nacionales viajarían a Canadá en estas fechas.

María Espinoza aclaró que el presidente de la FMTKD, Juan Manuel López, le llamó este miércoles por teléfono para avisarle que no sería sancionada por no haber viajado a Canadá porque su entrenador no tenía visa para entrar a ese país.

“A él le explique mis razones, le dije lo mismo que les estoy diciendo ahorita a ustedes, que el hecho que no esté mi entrenador que para mí es fundamental, ese binomio de atleta-entrenador es muy importante. Mi trabajo es dar resultados, entrenar y dar mi mejor esfuerzo; yo siempre he sido una deportista muy clara y sé lo que quiero, lo hago para que se me comprenda como deportista, que necesitamos lo mínimo y en este caso es trabajar con mi entrenador, creo que es comprensible”, indicó.

Cuando Espinoza supo que Pedro Gato no viajaría, decidió quedarse en México.

El resto de la selección femenil sí viajó, aunque Espinoza explicó que sus compañeras también querían quedarse en apoyo a su entrenador, pero finalmente tomaron los vuelos porque no pudieron ponerse de acuerdo.

El entrenador Pedro Gato aclaró que por medio de mensajes o llamadas tanto él como María y la psicóloga Paula Mann han estado en comunicación con las otras atletas, así como con la entrenadora turca Gulsa Kusuc a quienes les han dado ánimos e instrucciones para que puedan salir bien en sus respectivos combates.

María Espinoza se mantendrá entrenando en el Comité Olímpico Mexicano para encarar las próximas competencias que tiene en puerta. En tres semanas se realizará el Abierto de Suiza y en julio el Campeonato Mundial de Puebla, su primer torneo importante de este año.

Comentarios

Load More