Alzas en productos agrícolas disparan inflación a 4.65% en abril: Inegi

MÉXICO, D.F. (apro).–Los precios de los productos agrícolas se mantienen en las nubes e impulsaron la inflación en abril pasado a una tasa anual de 4.65%, el nivel más alto en lo que va del año, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De hecho, en lo que va del 2013 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) han ido en aumento: en enero, se ubicó en una tasa anual de 3.25%; en febrero, 3.55%; en marzo, 4.25%; mientras que en abril se elevó a 4.65%.

En el cuarto mes del presente año, la inflación estuvo impulsada por los precios de productos como el chile serrano que subió 31.22%; el tomate verde, con un aumento de 27.80%; el limón, 19.86%; la papa y otros tubérculos, 9.56%; el transporte colectivo, 6.24%; el huevo, 3.45%; el pollo, 2.05%; la cerveza, 1.65%; y el precio de la vivienda propia que aumentó 0.16%.

En contraste, disminuyeron los precios del pepino, la cebolla y la electricidad ya que el programa de tarifas eléctricas de temporada cálida inició su periodo de vigencia durante abril en ciudades como Mérida, Monterrey, Acapulco, Torreón, Veracruz, Villahermosa, Tampico, Monclova, Chetumal, Iguala, Tepic, San Andrés Tuxtla, Campeche, Tehuantepec y Ciudad Acuña.

También genéricos como los servicios turísticos en paquete, el jitomate, el transporte aéreo, los productos para el cabello, la calabacita, la manzana y la carne de cerdo bajaron sus precios en abril pasado.

Al interior del INPC, la inflación subyacente se elevó 0.08% en abril para colocarse en una tasa anual de 2.95%.En este grupo se encuentran los precios de alimentos, bebidas y tabacos –excepto agropecuarios–, así como los servicios de vivienda y educación.

Por otra parte, la inflación no subyacente, compuesta por los costos de los productos agropecuarios y tarifas energéticas, obtuvo una variación anual de 10.32 por ciento.

Mientras que el índice de precios de la canasta básica de consumo presentó una caída de 0.17 por ciento en abril de 2013, situando su tasa de crecimiento anual en 5.13 por ciento.

Con este cuadro, la inflación alcanzó su mayor nivel en el 2013, lo cual anticipó el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens quien además adelantó que seguirá elevada durante mayo, y ya será en junio cuando el INPC retome su tendencia a la baja.

El pasado 8 de mayo, el titular del Banxico precisó que “la inflación se mantendrá en niveles elevados durante todo el mes de mayo ante la volatilidad de los precios agropecuarios, las revisiones en las tarifas del transporte público y la contingencia sanitaria aviar”.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios