Gasta Graco 6.6 mdp en remodelación de oficinas; “no es un exceso”, responde el gobernador

MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Morelos, el perredista Graco Ramírez, ya puede presumir de que es un hombre a prueba de balas.

Y es que mandó blindar sus oficinas de la Casa Morelos, con un costo de 6.6 millones de pesos, según revela el diario Reforma en su edición de este viernes.

A pesar de que en su momento el mandatario negó que se hubiera blindado su despacho, la Secretaría Ejecutiva de la gubernatura confirmó vía transparencia que la remodelación de las oficinas del mandatario morelense incluyó la colocación de vidrios blindados.

“No tengo ningún blindaje. Es un doble cristal para que yo pueda trabajar porque hace mucho ruido en la plaza y no puedo trabajar, no puedo reunirme, no puedo. Yo sí vengo a trabajar a la Casa de Morelos, no como otros que no venían”, declaró Graco Ramírez en noviembre pasado.

Sin embargo, el diario Reforma obtuvo información que prueba la remodelación que mandó hacer en octubre de 2012 se incluyeron vidrios de nivel 7 y 8 en su despacho.

La información la obtuvo, vía transparencia, a través de la Secretaría Ejecutiva, misma que precisó que el pago de 6.6 millones de pesos también cubrió la remodelación de las salas de juntas, el área técnica y la recepción.

“El costo de las obras de la oficina del C. Gobernador, mismo que incluye tanto el blindaje de su oficina personal como la remodelación, remozamiento y adaptaciones de su oficina, área técnica, salas de juntas, recepción e instalaciones, fue de $5,776,418.00 (cinco millones setecientos setenta y seis mil cuatrocientos dieciocho pesos 00/100 M.N) más IVA “, detalla en su respuesta el área referida.

Como parte de su seguridad personal, el gobernador Graco Ramírez y su familia disponen de 60 escoltas, la mayoría de los cuales provienen de la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

No es un exceso, responde Graco

Por su lado, Graco Ramírez consideró que el gasto de 6.6 millones de pesos en la remodelación de sus oficinas no es un exceso.

En declaraciones difundidas por el portal del diario Reforma, el gobernador señala: “No es exceso. Exceso es no tener oficinas dónde trabajar. Yo los invito el lunes a un tour para que vean cómo trabaja la gente ahí”, expresó.

“La remodelación de las oficinas no son del Gobernador, es toda el ala izquierda del edificio donde trabajaban los empleados del gobierno en las peores condiciones, lleno de cucarachas, sin luz, sin escritorios dignos porque nunca se paraba ahí el Gobernador a trabajar”, comentó.

Graco siguió negando que se hayan blindado los cristales de su despacho.

“En las ventanas del gobernador, en lugar de poner doble vidrio se puso un vidrio grueso, es lo que se puso, que no cuesta más que una bicoca, van a ver la factura”, respondió.

Comentarios

Load More