Granier: “sólo alardeaba, estaba borracho”

VILLAHERMOSA, Tab., (proceso.com.mx).- El exgobernador del estado Andrés Granier Melo desmintió que tenga propiedades en Miami y un extenso guardarropa de mil camisas, 400 pares de zapatos, 400 pantalones y 300 trajes como se escucha en el audio difundido ayer en el noticiero de radio local “Telereportaje”.

El mandatario se comunicó vía telefónica al programa para admitir que sí dijo lo que se escucha en el audio, pero que no era cierto y sólo alardeaba con sus acompañantes porque estaba “muy pasado de copas”.

Reveló que en esa reunión se encontraba con sus guardaespaldas y su chofer, “El Ruso”, con quienes tomaba copas luego de asistir a una fiesta en el Distrito Federal.

“Lamento profundamente la manera que me expresé en la grabación, estaba muy pasado de copas y alardee de lo que no era”,  insistió.

“No iba a salir a decir que no era mi voz como mucha gente lo ha hecho, por eso quise salir como hombre a reconocer que cometí un error y lamento profundamente por mi familia y por el pueblo de Tabasco”, insistió.

Rechazó haberle comprado a su esposa Teresa Calles una bolsa en la quinta avenida de Nueva York, donde, aseguró, no va “desde hace 35 años”, y comprado zapatos para él en la exclusiva zona de Rodeo Drive de Berverly Hills de los Ángeles, como se escucha en el audio.

“Me da rabia, pero sí lo dije porque estaba muy pasado de copas, pero nada de eso cierto”, reiteró.

Aceptó que tiene una casa en el Distrito Federal y un condominio en Cancún desde hace más de 20 años, pero rechazó que él y su hijo Fabián tengan propiedades en Miami, donde actualmente vive en un departamento rentado “y tengo el contrato”, aclaró.

Manifestó que salió de Tabasco por amenazas de muerte del grupo delictivo “Los Zetas” por combatirlos durante su mandato y para atenderse de una enfermedad “seria” que padece, pero que espera regresar a Tabasco en unos dos meses.

Aseguró que el gobernador Arturo Núñez sabe dónde vive, porque se lo dijo antes de salir del estado.

Negó ser un hombre rico y argumentó que vive bien porque su familia formó un buen patrimonio, igual que la de su esposa Teresa Calles.

“No soy rico, vivo bien, tengo un modo de vida, vengo de una familia que trabajo toda la vida y estoy al lado de una mujer que hizo lo mismo”, expuso.

Señaló que sus tres hijos –Fabián, Paulina y Mariana- se encuentran en Tabasco y negó que se investigue a su hija Mariana por supuestos millonarios depósitos en sus cuentas bancarias.

Dijo que se trataba de una falta de pago de impuestos a la secretaría de Hacienda que ya se hizo y se solucionó el problema que, aseguró, inició en abril de 2012 cuando todavía era gobernador.

Granier Melo también rechazó que Tabasco se encuentre “en bancarrota” como ha denunciado el gobierno de Arturo Núñez y demandó que esta situación se aclare “punto por punto”.

Manifestó que su exsecretario de Finanzas, José Manuel Sainz Pineda, debe aclarar todo lo relacionado al manejo financiero de su gobierno, pero que hasta la fecha no se le ha citado a comparecer.

El exgobernador se comunicó al programa de radio minutos después que se difundiera la segunda parte de la grabación transmitida originalmente ayer, aunque en este agregado no mencionó algo relevante.

Terminada la entrevista, la directora de Comunicación Social del gobierno del estado, Dolores Gutiérrez, habló a Telereportaje  para anunciar que mañana el gobernador Arturo Núñez fijará una postura sobre lo dicho por Granier Melo.

Comentarios

Load More