Con Calderón aumentan delitos y se dispara el secuestro: CIDAC

Secuestro. Foto: Especial Secuestro. Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- En los dos últimos años del sexenio calderonista, la comisión de delitos del fuero común se disparó en 14 de los 32 estados del país y el secuestro se ubicó como el delito de mayor impacto, por encima del homicidio.

De acuerdo con el más reciente reporte delictivo del Centro de Investigación para el Desarrollo, AC (CIDAC) 8 Delitos Primero, índice delictivo, que analiza el comportamiento de los ocho delitos del fuero común con mayor impacto en la sociedad, en dicho lapso la percepción de inseguridad en el territorio nacional aumentó un 4%.

Esta cifra equivale a más de cuatro millones de personas que tienen una percepción negativa de la seguridad en sus estados.

Con base en el análisis de encuestas de victimización y cifras oficiales de denuncias del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), el estudio señala que los estados que empeoraron en materia de seguridad fueron: Tlaxcala, Yucatán, Puebla, Veracruz, Colima, Jalisco, Zacatecas, San Luis Potosí, Tabasco, Nuevo León, Nayarit, Morelos, Tamaulipas y Guerrero.

Este último ocupó el último lugar desplazando a Michoacán que en 2010 se situó como el estado más inseguro del país. El estado gobernador Ángel Aguirre pasó del lugar 26 al 32, con una incidencia de homicidios y lesiones cuatro veces mayor que la que tenía en 2010.

Tamaulipas cayó también 11 posiciones al pasar del lugar 20 al 31 en el índice delictivo nacional. En ese estado del país, actualmente gobernado por el PRI, el secuestro y el homicidio tuvieron un repunte inusitado al pasar de ocho en 2010 a 41 en 2012, en el primer caso, y en el segundo de 22 a 30, por cada 100 mil habitantes.

Nayarit fue el estado que más peldaños descendió al pasar del lugar ocho al 26 en dos años. Si bien sus homicidios dolosos se redujeron 11 por cada 100 mil habitantes, sus secuestros se elevaron de menos de uno a más de 16.

Además, el reporte coloca a los estados de Zacatecas, Colima y Jalisco en situación de alerta por sus altas tasas de crecimiento delictivo, aunque todavía no se refleje en el índice nacional. El primero cayó del lugar 16 al 19; el segundo, del 10 al 16, y el tercero, del 12 al 17.

También cayeron Veracruz, al pasar del lugar 7 al 14; San Luis Potosí, del 14 al 21 y Nuevo León del 11 al 23.

El índice CIDAC clasifica la situación de las entidades, de acuerdo con su índice delictivo, en afectación moderada, media, grave y severa.

Con afectación moderada se encuentran: Baja California Sur, Tlaxacala, Querétaro, Yucatán, Campeche, Sonora, Aguascalientes, Chiapas e Hidalgo.

En cambio, Puebla, Baja California, Guanajuato, Estado de México, Veracruz, Coahuila, y Colima tienen afectación media.

Y con afectación severa aparecen: Jalisco, DF, Zacatecas, Oaxaca, San Luis Potosí, Tabasco, Nuevo León y Sinaloa, grave, y Quintana Roo, Nayarit, Chihuahua, Durango, Michoacán, Morelos, Tamaulipas y Guerrero.

Secuestro, el delito de mayor impacto

De acuerdo con el estudio, mientras el problema de la inseguridad parece centrarse en el homicidio, que en dos años disminuyó 4% -pasó de 20 por cada 100 mil habitantes en 2010 a 19 en 2012—, el secuestro aumentó 27% en el mismo lapso al pasar de ocho a 10 por cada 100 mil habitantes.

El impacto de un secuestro sobre la percepción de inseguridad en México equivale al que tendrían 2.5 homicidios, es tan grande, refiere el documento, que un aumento de 10 secuestros por cada 100 mil habitantes aumentan la percepción de inseguridad en México en más de 5%.

Para dar una idea de la impresión que causa el secuestro en la sociedad, el estudio refiere que para aumentar la percepción de inseguridad en el mismo porcentaje con el delito de extorsión, se requiere un aumento de 93 por cada 100 mil habitantes.

De los ocho delitos que analiza el CIDAC en su estudio, seis registraron aumento y solo dos disminuyeron.

De 2010 a 2012, el delito de lesiones subió 31%, el de robo de vehículo con violencia 29%, el secuestro 27%, el robo sin violencia a transeúnte 14%, el robo de vehículo sin violencia 2% y la extorsión 0.3%.

Los homicidios disminuyeron 4% y el robo con violencia a transeúnte 2%.

El estudio también hace una clasificación de la incidencia nacional por delito.

En secuestro, Tamaulipas ocupa el lugar 32 como el estado con el mayor índice en ese tipo de delitos. En contraste, Yucatán es el estado con el menor número de secuestros.

Guerrero es el estado donde se registran el mayor número de homicidios y lesiones dolosas, mientras que Yucatán es la entidad con el menor número de homicidios y Tabasco el estado con menor incidencia de lesiones.

Respecto del delito de extorsión Quintana Roo registra la mayor incidencia y Tlaxcala la menor.

En robo a transeúnte sin violencia, Aguascalientes es la entidad más insegura y Yucatán la más segura, mientras que en robo a transeúnte con violencia Tabasco es el estado más peligroso y Colima el más pacífico.

El Estado de México es el que registra el índice más alto en el delito de robo de vehículo con violencia y Colima tiene el más bajo. Finalmente, en robo de vehículo sin violencia Baja California es el estado con mayor incidencia y Campeche el de menor.

Los cinco estados que registraron mejoras significativas en el Índice de 2010 a 2012 son: Baja California (del lugar 25 al 11), Coahuila (del lugar 27 al 15), Hidalgo (del lugar 17 al 9), Estado de México (del lugar 23 al 13) y Chiapas (del lugar 15 al 8).

El estado más seguro en 2012 fue Baja California Sur, según el estudio de CIDAC, lugar que ocupó Tlaxcala en 2010.

Baja California Sur se encuentra entre las entidades que registraron mejoría pero en menor proporción que los antes mencionados.

Esa entidad pasó del lugar 3 al 1, Querétaro del 4 al 3, Guanajuato del 18 al 12, el DF del 21 al 18, Oaxaca del 22 al 20, Quintana Roo del 29 al 25, Chihuahua del 31 al 27, Durango del 30 al 28 y Michoacán del 32 al 29.

Campeche repitió en el quinto sitio, Sonora en el sexto y Sinaloa en el lugar 24.

Comentarios

Load More