Quiere EPN ‘cambios de fondo’ en México con su Plan Nacional de Desarrollo

MÉXICO, D.F. (apro).- En medio de un contexto conflictivo para su instrumento de operación política, el Pacto por México, el presidente Enrique Peña Nieto presentó hoy su Plan Nacional de Desarrollo (PND) el cual, advirtió, no es para administrar la coyuntura ni las circunstancias sino para hacer cambios de fondo.

Fue más allá:

“Es hora de remover las dificultades y los obstáculos que han frenado el desarrollo del país”.

La presentación del PND es una obligación constitucional, por lo que si bien las coyunturas políticas no tienen incidencia en el acto oficial, el llamado del mandatario ocurre en un momento conflictivo para su arranque: una crisis en el Pacto por México apenas superada con nuevos compromisos de blindaje electoral que, sin embargo, derivó en una rebelión de los senadores del PAN en el Senado contra su dirigencia partidista, que devino en la destitución del coordinador parlamentario, Ernesto Cordero Arroyo.

En Palacio Nacional, ante los integrantes de su gabinete, gobernadores, legisladores, empresarios y representantes de la sociedad civil que presuntamente participaron en la integración del PND, así como del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, Peña Nieto sostuvo que el plan surge de una revisión de las últimas décadas y de la identificación de los impedimentos para el desarrollo.

Un eufemismo: “grandes desafíos”. Para el presidente Peña Nieto los desafíos son la violencia, el hambre, la baja calidad de la enseñanza, insuficiente crecimiento económico y poca presencia del país en el mundo. Esto es, la agenda de “temas” que desde su toma de posesión ha mencionado casi en todas sus apariciones públicas.

“El desarrollo de nuestro país es una tarea que nos corresponde a todos, a los actores políticos, a los sectores económicos, a la sociedad en su conjunto. Convoco a todos los mexicanos a unirse a este gran movimiento por la transformación nacional”, expresó el mandatario.

“Una sociedad de derechos que lleven a México a su mayor potencial”; “reconocimiento en el mundo como potencia emergente”; “oportunidad histórica de emprender una profunda transformación”, fueron algunas de las sentencias respecto al momento y el PND, expuso Peña.

Peña Nieto prometió que el PND contará con indicadores claros sobre el avance en la concreción de sus metas y, sostuvo que su responsabilidad de conducción del país será en democracia que, dijo, es “una obligación ineludible”.

Comentarios