Perfilan a miembro de El Yunque como sucesor de Cordero

MÉXICO, D.F. (apro).- En un ambiente “envenenado” en el Partido Acción Nacional (PAN) tras la decisión de Gustavo Madero de destituir a Ernesto Cordero como coordinador de los senadores, a quien el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) le agradeció esta noche su gestión, se perfila como prospecto a sucederlo a Héctor Larios Córdova, un miembro de El Yunque allegado a Manuel Espino que ya coordinó a senadores y diputados.

Madero también analiza si el sucesor de Cordero es Salvador Vega Casillas, el exsecretario de la Función Pública con Felipe Calderón; Juan Carlos Romero Hicks, exgobernador de Guanajuato, miembro también de El Yunque, y Ernesto Ruffo, quien fue uno de los exgobernadores que emitió hoy una carta  para criticar la disputa del PAN.

De acuerdo con senadores y miembros del CEN, sólo Madero y un puñado de allegados, como Juan Molinar Horcasitas, Jorge Villalobos Seáñez y Luis Alberto Villarreal, coordinador de los diputados, conocen quién será el sucesor de Cordero, quien a su vez endureció su discurso contra el presidente del PAN y no descartó ser candidato a ocupar ese cargo.

Sin embargo, debido a su experiencia, Larios Córdova sería el nuevo coordinador de los 38 senadores del PAN, posición que ya ocupó, en 2004, por designación del entonces presidente Luis Felipe Bravo Mena, en el gobierno de Vicente Fox, y luego lo fue de los diputados en el gobierno de Calderón, cuando presidía ese partido Germán Martínez.

Larios Córdova es originario de Guadalajara, Jalisco, pero hizo su carrera en Sonora, donde se avecindó después de que fue secuestrado y torturado por un comando de la organización ultraderechista de Los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) para hacerle confesar la estructura de El Yunque en Jalisco.

Tras ese secuestro, por el que Larios Córdova presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), fueron asesinados en 1981, el jefe estatal de el Yunque en Jalisco, Jorge Kalfópoulos y sus hijo Kristos, de 10 años de edad, un doble homicidio que no ha terminado de investigar esa dependencia.

El abogado de Larios Córdova es José Antonio Ortega Sánchez, quien lo es también de la familia de Ramón Plata Moreno, fundador de El Yunque asesinado el 24 de diciembre de 1979, presuntamente por órdenes de Los Tecos de la UAG, una organización de extrema derecha de la que surgió El Yunque, en 1966, tras un violento rompimiento.

Larios Córdova, quien fue secretario general de gobierno de Sonora, es amigo de Espino, el expresidente del PAN que fue expulsado en 2010 por enfrentarse a Calderón, quien ahora forma el partido político Concertación Mexicana que dio su apoyo a Enrique Peña Nieto en la campaña del año pasado.

Luego de la decisión de Madero de cesar a Cordero, esta tarde se celebró una reunión extraordinaria del CEN del PAN para aprobar candidaturas en los estados donde habrá elecciones en julio, y esa fue la última sesión en la que participó el primero como coordinador de los senadores.

Mañana, por la tarde, se dará a conocer el sustituto de Cordero, quien, según un comunicado, el CEN le manifestó su reconocimiento por su gestión como coordinador.

Sin embargo, conforme al comunicado, el CEN  “acordó” que “reconoce y respeta la facultad del presidente del partido para designar a los coordinadores de los grupos parlamentarios del PAN en las cámaras del Congreso”.

El CEN pidió a los legisladores del PAN “trabajar en unidad y armonía y hace votos para que la reunión convocada por el presidente del partido se desarrolle en ese espíritu”.

Pidió, también, “reforzar el apoyo a las campañas de sus candidatos en 14 estados del país, seguir denunciando la injerencia indebida de gobernadores y funcionarios del PRI que usan los programas sociales con fines electorales, y seguir siendo, como siempre, una fuerza política responsable para impulsar las reformas que México necesita”.

Y mientras senadores afines a Cordero tundían a Madero con calificativos de “entreguista” y de asumir conductas “dictatoriales”, los exgobernadores Alberto Cárdenas, Carlos Medina, Ernesto Ruffo, Fernando Canales y Fernando Elizondo llamaron a la unidad y censuraron la confrontación interna.

Así como “no consideramos correcto que el coordinador del grupo parlamentario de senadores del PAN se enfrente públicamente con el presidente del CEN”, tampoco “consideramos correcto que el presidente del CEN del PAN se comunique con el coordinador del grupo parlamentario a través de los medios masivos de comunicación”.

Exhortaron: “Se debe privilegiar en el PAN la unidad, traduciéndose en mayor diálogo, deliberación, negociación y siempre logrando acuerdos. Este desencuentro debe servir para que en adelante se construya una agenda más estrecha y eficaz, complementada con una mejor comunicación y coordinación entre todas las fuerzas del PAN”.

Comentarios

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Load More