Denuncia SME a Calderón y a ministros de la Corte ante la CIDH

Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Foto: Germán Canseco Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- El dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza, presentó este viernes una queja contra el expresidente Felipe Calderón, los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y exfuncionarios de la pasada administración, por atentar contra los derechos humanos y laborales de 44 mil trabajadores mediante la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), el 11 de octubre de 2009.

La queja fue entregada por la mañana al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humano (CIDH), Emilio Álvarez Icaza. En un artículo publicado en la revista Siempre, Esparza afirmó que Calderón, de forma autoritaria y violenta, despojó de sus derechos civiles y jurídicos a los trabajadores de la liquidada paraestatal, además de que el gobierno en turno recurrió a las Fuerzas Armadas y policiacas “para despojarlos de sus centros de trabajo”.

La denuncia ante la CIDH es el punto cumbre de la caravana realizada por el SME rumbo a Washington, donde su cúpula fue recibida por representantes de la AFL-CIO, la central sindical más grande de Estados Unidos. Después, la comitiva encabezada por Esparza viajó a Nueva York para reunirse con organizaciones sociales, sindicales y defensoras de los migrantes. Ahí visitarán el Centro Robert Kennedy de Derechos Humanos, dirigido por Santiago Cantón, ex titular de la CIDH.

Se incluye a los ministros de la SCJN por presuntamente haber afectado sus derechos laborales el 30 de enero pasado, cuando revocaron el amparo que les otorgó el Segundo Tribunal Colegiado de Distrito en Materia Laboral en el Distrito Federal, el 13 de septiembre de 2012, que ordenaba la restitución de sus empleos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como patrón sustituto.

A los exfuncionarios se les incluyó por participar en la “ocupación” y “extinción” de LyFC.

“El caso jurídico en México está cerrado, y por eso buscamos que se ventile en este tribunal internacional. La queja es contra el Estado mexicano, aunque Calderón fue quien cometió las faltas”, indicó en entrevista con medios de comunicación en Washington.

El pasado 22 de mayo, cuando Esparza anunció que presentaría esta queja, señaló que el gobierno de Calderón no sólo había violado la Constitución al decretar la extinción, sino que también atentó contra la Ley Federal del Trabajo (LFT), así como protocolos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre.

Comentarios

Load More