Ángel Aguirre exige a alcaldes deslindarse del narco

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Ángel Aguirre señaló, sin dar nombres, que “ciertos alcaldes” estarían vinculados con la delincuencia organizada, y por ello los exhortó a deslindarse de ese tipo de acciones; de lo contrario, advirtió, junto a la Federación actuaría “sin ningún temor y de manera resuelta”.

Aguirre Rivero lanzó esta advertencia cuando se le preguntó sobre el caso que se dio a conocer el domingo 26 en www.proceso.com.mx, en que el alcalde Cuetzala del Progreso, Feliciano Álvarez Mesino, reveló que en abril fue retenido, golpeado y amenazado por el narco.

El edil perredista también denunció que hace un mes un grupo de 40 hombres armados irrumpió en la cabecera y se llevó por la fuerza a 10 policías municipales; de ellos, dos fueron encontrados ejecutados y el resto sigue desaparecido, por lo que actualmente no cuenta con policía municipal.

Por esta situación, Álvarez Mesino declaró al portal de la revista Proceso que analiza la posibilidad de dejar el cargo, debido a que no ha recibido apoyo del gobierno estatal.

Al respecto, el gobernador Aguirre comentó: “Yo estoy atento a platicar con él y darle nuestro apoyo. Pero también, en algunos casos, ciertos alcaldes deben deslindarse sobre su actuación, porque hay ahí información que estamos recibiendo, que tendremos que procesarla, profundizarla, investigarla”.

Luego el mandatario advirtió que cualquier autoridad que se involucre en actos delincuenciales será sancionada por el gobierno estatal y federal.

Aguirre fue entrevistado en el balneario de Zihuatanejo, donde presentó su segundo informe de trabajo, práctica replicada a su antecesor Zeferino Torreblanca, quien desplegó “informes regionales” para evadir protestas sociales.

El mandatario también afirmó que de los 15 municipios que conforman la zona norte de la entidad, sólo Teloloapan atraviesa por una crisis de ausencia de policías municipales, minimizando el dramática caso de la renuncia masiva de uniformados por miedo o presiones de la delincuencia.

Ello a pesar de que los alcaldes perredistas de Apaxtla de Castrejón y Cuetzala del Progreso, ubicados en la zona norte, han declarado públicamente que no cuentan con policías municipales y que por esa situación el gobierno estatal y federal han asumido las funciones de seguridad pública.

No obstante, Ángel Aguirre anunció que las fuerzas estatales y federales en Teloloapan permanecerán en el municipio, en tanto las autoridades locales reclutan nuevos elementos policiacos que cumplan con los mecanismos de control y confianza.

También demandó al gobierno federal el envío de policías federales, soldados y marinos para tratar de contrarrestar los efectos de la narcoviolencia, sobre todo ahora que en Michoacán se despliega un operativo castrense y se corre el riesgo de que la delincuencia busque refugio en Guerrero.

“Necesitamos más Ejército, más Marina y más Policía Federal, y que no solamente acuda cuando exista la situación critica, que sea de carácter permanente”, expresó el gobernador.

 

Comentarios