Extesorero y excontadora de Tabasco no acuden a comparecer por desfalco

El exsecretario de Finanzas de Tabasco, José Saíz Pineda, posa con su automóvil. Foto: Tabasco Hoy El exsecretario de Finanzas de Tabasco, José Saíz Pineda, posa con su automóvil. Foto: Tabasco Hoy

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- De estrategia político-mediática calificó el gobernador Arturo Núñez las argumentaciones para desacreditar la actuación de las autoridades estatales que investigan el saqueo durante el gobierno de Andrés Granier Melo.

Núñez Jiménez aseguró que los implicados no son perseguidos políticos y garantizó al pueblo tabasqueño que en este caso “habrá plena justicia, no impunidad, sea quien sea el responsable”.

Ante la inasistencia del exsecretario de Finanzas, José Manuel Saiz Pineda, a la diligencia ministerial que tenía programada este miércoles en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) –igual que antes lo hizo Granier Melo–, el mandatario perredista reconoció “el valioso apoyo” y colaboración del gobierno federal en este asunto, “tanto por convicción como por ley, porque también están involucrados recursos federales”, puntualizó.

El Ejecutivo estatal reveló que, además, la embajada de Estados Unidos ha ofrecido a su gobierno toda la colaboración que requiera, como controlar visas, indagar propiedades o localizar personas en su país, donde presuntamente se encuentra el exgobernador y su hijo Fabián Granier, implicado también en el desfalco al erario.

“Desde ese punto de vista estamos trabajando en armonía con la PGR y tenemos la colaboración de las autoridades americanas, así como seguramente de todos los países con los que México tiene relaciones”, manifestó.

También dijo que oficialmente se desconoce el paradero de su antecesor y no descartó que en la defensa político-mediática que han emprendido los implicados se estén utilizando “los recursos que fueron desviados en el gobierno anterior”.

Arturo Núñez puntualizó que el propósito “es recuperar el patrimonio dañado al estado, concretamente al gobierno”.

El extesorero Saiz Pineda estaba citado a las 11:30 horas en la PGJE y no asistió. En su lugar acudió su abogado Xavier Olea Peláez, quien se acreditó ante la fiscal Luz del Alba Pardo Cruz como defensor del exfuncionario y de la secretaria de éste, Marlis Cupil López, quien tampoco llegó a su cita de las 13:30 horas.

Olea Peláez argumentó que Saiz Pineda no acudió la cita porque en Tabasco no se dan las condiciones constitucionales y de derechos humanos para que se presente a declarar voluntariamente.

El litigante advirtió que no van a permitir ni a caer en el juego de la PGJE de que, una vez presentado y reservarse su derecho a declarar y luego hacerlo por escrito, “tener una sorpresa de que a nuestro cliente se le arraigue”.

El Ferrari rojo

Sobre la fotografía donde Saiz Pineda posa a lado de un Ferrari rojo, con valor de más de 350 mil dólares (alrededor de 4.5 millones de pesos), publicado por Tabasco Hoy en su edición de este martes, el abogado Xavier Olea admitió que sí es propiedad de su cliente, pero aclaró que lo adquirió en 2006, cuando “ni siquiera soñaba” ser secretario de Finanzas, cargo que ocupó de enero de 2007 a diciembre de 2012.

“El señor José Manuel Saiz, antes de ser secretario de Finanzas, era una gente adinerada y podía hacer con su dinero y comprarse el coche, las casas, los yates, los aviones que quisiera”, aseguró el litigante.

También dijo que la PGJE, “en un estado totalitario como desafortunadamente es Tabasco”, está manejada “por un mesiánico y un maquiavélico”, donde se violan “flagrantemente las garantías constitucionales”, sin precisar nombres.

No obstante, admitió que su cliente se enteró del citatorio que la Procuraduría difundió en medios de comunicación, pero que esto tiene sólo validez cuando se abre el proceso, no cuando se está integrando la averiguación previa, por lo que fue ilegal la notificación.

Xavier Olea aseguró que Saiz Pineda no se encuentra amparado ni es prófugo de la justicia y que no saben de qué lo acusan, en clara violación a la Constitución General de la República.

“Por lo que todos ustedes han dicho, se trata de peculado, de los 88 millones y medio de pesos, de lavado de dinero, se trata… no sabemos si se trata de todo el Código Penal del estado”, respondió a la prensa.

El abogado informó que un notario testificó que no se llevaron a cabo las audiencias y que se le negó acceso a los expedientes, porque la fiscal que lleva el caso, Luz del Alba Pardo Cruz, le dijo “que es personalísima” la presencia de sus clientes Saiz Pineda y Marlis Cupil, por lo que sus representados acudirán a la justicia federal.

–¿De cuánto tiempo estamos hablando?

–Mucho tiempo, no les puedo decir porque no puedo calcular, puede ser un año, dos, tres años, puede ser el sexenio de Maquiavelo –replicó.

Sobre si Saiz Pineda piensa presentarse ante la Procuraduría estatal para aclarar y defenderse de las acusaciones en su contra, el abogado Xavier Olea respondió:

“Bajo ninguna circunstancia, sobre mi cadáver, no se va a presentar”, acotó.

Respecto del caso Marlis Cupil, secretaria de Saiz Pineda, machacó que fue “levantada”, golpeada y obligada firmar una declaración falsa, después de privarla de la libertad durante 10 horas.

“Es maquiavélico que (Marlis) de testigo pase a presunta responsable de un delito”, fustigó para luego recordar que por esos hechos se presentó queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y demanda ante la Procuraduría General de la República (PGR), la cual se declaró incompetente, y por ello interpondrán un recurso ante un juez federal.

“En Tabasco no hay condiciones para que presentemos esa denuncia; al día siguiente la declararían caso cerrado”, señaló.

Finalmente, dijo tener la certeza de que de un momento a otro la PGJE consignará los expedientes y seguramente “un juez de consigna” liberará las órdenes de aprehensión contra Saiz y Cupil, las cuales combatirán “desde el punto de vista constitucional”.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso