Narcomantas y videos, antecedentes de la violencia en la Costa Grande de Guerrero

CHILPANCINGO, 6 de junio (apro).- A la ola de violencia que se ha recrudecido en la región de la Costa Grande —donde Los Caballeros Templarios y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se disputan el control de este importante corredor de droga— la antecedió una serie de denuncias mediante videos y mantas que involucraban a mandos castrenses y autoridades locales con el narco.

De hecho, el gobernador Ángel Aguirre ya admitió el 27 de mayo, en Zihuatanejo, que ediles de todas las regiones se encuentran sometidos o “involucrados” con la delincuencia.

Cuatro días después de la visita del gobernador Aguirre a la Costa Grande, el CJNG subió un video a Youtube, en el que anuncian la disputa de esta plaza, dicen reivindicar el pensamiento del guerrillero Lucio Cabañas y le piden al presidente Enrique Peña Nieto y al mandatario estatal que no interfieran en su confrontación con Los Caballeros Templarios.

En el video acusan a diversas autoridades civiles y militares de estar coludidas con Los Caballeros Templarios: el director de Seguridad Pública del municipio perredista de La Unión de Isidoro Montes de Oca, Jaime Suástegui; el exdirector de Reglamentos del municipio priista de José Azueta, Juan Magaña y a los mandos del Ejército del Cuarto Grupo de Morteros destacamentado en el poblado de Zacatula, municipio de La Unión, y de la Marina, adscritos al Sector Naval de Ixtapa-Zihuatanejo.

Enseguida, el martes 4, el CJNG se adjudicó dos narcomantas en Zihuatanejo, donde reiteran sus acusaciones.
Al respecto, el presidente estatal del PRD, Carlos Reyes Torres, advirtió de un rebrote de la violencia en el municipio de La Unión, administrado por su hermano, el perredista Crescencio Chencho Reyes.

“En La Unión hay violencia, eso es del conocimiento público. Por eso estamos pidiendo que se combata de manera coordinada, no echarnos la culpa entre unos y otros sino exigirle a las autoridades hacer un frente común contra la delincuencia”, dijo. Recordó que la semana pasada hubo una serie de enfrentamientos que dejaron tres muertos. Su hermano, admitió, no ha tenido amenazas.

Pidió que autoridades estatales y federales investiguen al director de Seguridad Publica de La Unión para deslindar responsabilidades, luego de que el CJNG afirmara en el narcovideo que el funcionario municipal recibe 120 mil pesos mensuales de Los Caballeros Templarios.

“Que las autoridades responsables actúen en contra de los delincuentes, y si hay funcionarios involucrados también, porque no vamos a solapar a nadie”, dijo Reyes Torres. Señaló que a pesar del miedo él ha denunciado la presencia de grupos armados: ha sido “muy complicado” actuar contra “estos cárteles”.

Comentarios