Captura PGJDF a uno de los dueños del bar Heaven

MÉXICO, D.F. (apro).- Uno de los dueños del bar Heaven, identificado como Mario Alberto Ledesma Rodríguez, fue detenido por agentes de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y ya se encuentra rindiendo su declaración por el caso de los 12 tepiteños desaparecidos.

La dependencia confirmó que el socio del antro fue ubicado y trasladado a la Fiscalía Antisecuestros.

Ledesma Rodríguez se encuentra en calidad de presentado y, al momento, se encuentra rindiendo su declaración respecto de la desaparición de los 12 jóvenes de ese establecimiento.

De acuerdo con el diario Reforma, Ledesma Rodríguez se entregó, luego de que hace tres días su esposa, Brenda Angélica Casas Figueroa, fuera detenida en su casa de la Colonia Del Valle.

Al entregarse, Ledesma explicó que lo hizo porque sus dos hijas están muy tristes por la ausencia de su madre.

En tanto, Gabriel Carrasco Ilizarriturri El Diablo, empleado del bar Heaven que fue detenido y arraigado el miércoles pasado, declaró ante el Ministerio Público de la Fiscalía Antisecuestros (FAS) que Los Moschino y Ernesto Espinosa Lobo El Lobo, el otro dueño del antro, planearon el secuestro de los jóvenes de Tepito porque “había problemas con Jerzy Ortiz, hijo del presunto narcomenudista Jorge Ortiz Reyes El Tanque, y sus amigos.

Esa es una de las líneas de investigación que sigue la Procuraduría capitalina. La declaración de El Diablo, que forma parte del expediente DGAVD/CAPE/891/13-05 y fue publicada por Excélsior, señala que Carrasco Ilizaliturri se enteró que el 26 de mayo iban a levantar a las personas de Tepito que estaban en el Heaven.

“Iban a llegar varias personas para llevarse a los de Tepito, por lo que (Carrasco) sale del bar aproximadamente a las 8:00 horas y regresa cuando se está llevando a cabo el levantón”, señala el expediente.

Añadió que no tardó mucho en volver: “Teníamos que estar al tanto por si ocurría algún incidente durante el levantón”, relató.

Cuando regresó al lugar, aseguró que fue sólo para recoger a su jefe y se retiraron de la calle Lancaster junto con Andrés Estuard Henonet González, el otro empleado de 38 años que también se encuentra arraigado.

El Diablo era chofer y golpeador a sueldo de los dueños del bar y a veces fungía como jefe de seguridad del Heaven. Siempre portaba un arma en el cinturón y, según el expediente, es experto en peleas callejeras.

Fue detenido el miércoles pasado junto con Andrés Henonet y Brenda Angélica Casas Contreras, de 35 años, quien podría ser la pareja sentimental de Mario Ledesma, en la avenida Cuauhtémoc y Luz Aviñón, en la colonia Narvarte. Cuando los detuvieron tenían consigo armas de fuego, un cuchillo y droga.

Ese mismo día fue cateado un departamento ubicado sobre la avenida Gabriel Mancera, número 710, colonia Del Valle, delegación Benito Juárez, que según la Fuerza Antisecuestros rentaba Mario Ledesma.

Sí fueron levantados: familiares

De acuerdo con familiares de los desaparecidos que se mantienen en comunicación con la PGJDF, en las últimas horas les informaron que encontraron evidencias de que los 12 jóvenes fueron sustraídos del bar Heaven.

“Nos dieron acceso al expediente, ya lo revisamos. La Procuraduría va muy avanzada, pero por la secrecía no podemos decir mucho más que ése fue el lugar de los hechos, que sí estuvieron allí y que sí fueron sustraídos del lugar”, aseguró Ricardo Martínez Chávez, abogado del caso.

Durante cuatro horas, el abogado y los padres tanto de Gabriela Ruiz como de Said Sánchez y de Jerzy Ortiz revisaron el expediente del caso en la Fiscalía Antisecuestros el miércoles pasado. Ahí supieron que el vehículo compacto en el que llegaron algunos de los jóvenes desaparecidos al bar el pasado 26 de mayo, es rojo.

También revisaron un video que muestra que otros de los jóvenes desaparecidos llegaron a bordo de un taxi pero no se les distingue el rostro.

Las imágenes son de una cámara ubicada en la calle de Lancaster, del lado izquierdo, según Josefina García, madre de Said Sánchez, otro de los desaparecidos. Sin embargo afirmó que en ningún video detectó a su hijo.

En la reunión con las autoridades de la PGJDF les dijeron que Said y Jerzy llegaron aparte.

Acusan a Los Templarios

La falta de información oficial en el caso ha provocado que empiecen a filtrarse a distintos medios testimonios y grabaciones de personas supuestamente cercanas a los 12 desaparecidos y que afirman que el crimen organizado está involucrado en el caso.

Uno de esos testimonios llegó a manos de la agencia EFE. En él, un supuesto miembro del llamado cártel de La Unión —que opera en Tepito— afirma que a los jóvenes “se los quebraron” y que fueron miembros del cártel michoacano de Los Caballeros Templarios los que lo hicieron, con la autorización del cártel de La Unión.

El motivo, según esa grabación: vengar la muerte de Horacio Vite Ángel El Chaparro, un distribuidor de droga que trabajaba para Los Caballeros Templarios en un bar de la colonia Condesa, El Black. El asesinato del presunto narcomenudista fue dos días antes del levantón.

“Le dejaron como a un perro en un árbol con un balazo, güey”, comenta en la conversación dada a conocer por EFE el supuesto miembro de La Unión. Además, afirmó que después de matarlo le robaron toda la mercancía.

La misma fuente afirma que en la Zona Rosa Los Caballeros Templarios dominan el negocio de la droga en contubernio con los tepiteños. “Igual en La Condesa, La Roma, la Del Valle, aunque más nosotros de La Unión, pero le damos permiso a los otros”, dice el presunto narcotraficante.

Del día que fueron levantados los 12 jóvenes en el Heaven, la fuente revela que, en efecto, un convoy de hombres armados a bordo de “grandes camionetas negras” parecidas a las que conduce la Policía Federal (PF) se llevó a los tepiteños.

Pero refiere que a quien buscaban en particular era a Jerzy Ortiz Ponce, el hijo de 16 años de El Tanque.

“El pinche escuincle pendejo empezó a pegar letreros por Tepito diciendo que él era el hijo del Tanque para pelear el territorio. ¿A quién se le ocurre?”, señala el supuesto miembro de La Unión.

Según él, el hijo de El Tanque no tenía aún un nombre para el grupo que quería montar, pero “acechaba con fuerza” para hacerse de plazas ya ocupadas.

Comentarios

Load More