Ven “conducta patológica” en alcaldesa por encomendar Monterrey a Jesucristo

MONTERREY, N.L. (apro).- Los regidores priistas de esta ciudad analizarán el discurso que pronunció el sábado la alcaldesa panista Margarita Arellanes en un acto evangélico para verificar el grado de patología psicológica que padece, al encomendarle a Jesucristo el cuidado de la ciudad.

Eugenio Montiel Amoroso, coordinador de la fracción priista en el ayuntamiento de Monterrey, consideró extraño que en el evento denominado “México ora”, Arellanes Cervantes se refiriera a derrotar a las tinieblas.

“Valdría la pena analizar todo el discurso de la señora alcaldesa y verlo desde un punto de vista psicológico, porque ahí trae algunos conceptos que a nuestro criterio valdría la pena resaltar de una conducta patológica, en el sentido de que ella habla         de atacar las fuerzas de las tinieblas y cuestiones por el estilo, de actos que ella pone al servicio de Dios”, dijo.

El regidor consideró inadecuado que ella decidiera entregarle a fuerzas divinas la responsabilidad del cuidado de la ciudad que a ella le corresponde.

“Por eso digo que es una conducta patológica que hay que revisar, porque ella dice que tendríamos que encomendar a Jesucristo, cuando es responsabilidad de ella. Aquí aplica el dicho: ‘A Dios rogando y con el mazo dando’. Hay que ponernos a trabajar, actuar y tomar las cosas en serio”, señaló.

Por su parte, Arellanes Cervantes pidió a sus críticos que no sean “cerrados”, pues durante el evento en el que entregó la ciudad a Jesucristo habló a título personal, sin incurrir en ninguna violación constitucional.

“Lo hice a título personal, en mi nombre, y cualquiera puede tener esa libertad de creencias para expresarse, y no podemos ser tan cerrados para negar a cualquier persona esa manifestación que pueda tener. Nunca voy a tener como parámetro, para mis decisiones, el tema político”, dijo esta mañana en entrevista para la radio local.

La alcaldesa de Monterrey participó el sábado en un evento evangélico denominado “México ora”, organizado por la Alianza de Pastores, en la Plaza Zaragoza, frente a la presidencia municipal, donde pidió a Dios que establezca su reino en Monterrey.

“Reconociendo que la participación humana es indispensable, sabemos que por sí sola no tiene la capacidad de revertir las tinieblas, que sólo la luz de la fe de Dios puede desvanecer. Es por eso que hoy estamos aquí reunidos, y yo, Margarita Alicia Arellanes Cervantes, entrego la ciudad de Monterrey, Nuevo León, a Nuestro Señor Jesucristo, para que su reino de paz y bendición sea establecido”, dijo ante unas 3 mil personas.

En la entrevista de hoy, la alcaldesa panista, quien suena para ser candidata a gobernadora en Nuevo León en 2015, consideró que los señalamientos de la religiosidad del PAN proceden de priistas de doble discurso, que igual acuden a la iglesia.

“Es un discurso que quieren adoptar algunos integrantes del Partido Revolucionario Institucional. Sin embargo, el 12 de diciembre (día de la Virgen de Guadalupe), cuando vamos a la Basílica, ahí los ves muy sentaditos y no hay absolutamente nada, no hay ninguna violación a la Constitución ni al artículo 130”, dijo.

En el caso de los priistas que menciona Arellanes no se configuraría ningún delito, puesto que la Constitución habla de actuaciones públicas.

Arellanes Cervantes afirmó que acudió al evento en respuesta a una invitación que le hicieron los organizadores de religión evangélica, aunque en el futuro acudirá a otras presentaciones similares si es requerida por personas de cualquier otra religión.

“Cualquier evento o congregación en la que nos podamos unir a favor de una noble causa hay que sumarnos. Las críticas deben venir contra  los actos que no tienen un fin bueno, una causa noble. En este caso fue una causa completamente noble. ¿Quién no quiere que a nuestra ciudad no le vaya bien? ¿Quién no quiere exaltar los valores, el espíritu? Participé con mucho gusto y estoy muy contenta de esta participación”, afirmó.

La panista consideró que ella, a diferencia de algunos de sus detractores, ha hablado de Dios, pero se ha esforzado por mejorar Monterrey.

“Al momento de hablar de Dios hay quienes se escandalizan, empiezan a criticar, pero cuando ven cuestiones de violencia o cuando se trata de construir, enmudecen. Estamos  a tiempo para participar, pero también resaltar las cosas positivas, ser proactivos”, dijo.

Comentarios

Load More