Con el arraigo a Granier el MP podrá sustentar si hubo peculado: Arturo Núñez

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador Arturo Núñez Jiménez dijo que, con un arraigo de 30 días, se dará tiempo al Ministerio Público local para concluir la averiguación previa y determinar la presunta responsabilidad del exgobernador Andrés Granier Melo de los delitos de peculado y ejercicio indebido del servicio público.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) solicitó este viernes la colaboración de la PGR para cumplimentar una orden de arraigo decretada por el Juez Tercero Penal de Primera Instancia del Primer Distrito Judicial de esta capital, dentro de la causa penal DGI-67/2013 iniciada en contra del exgobernador priista, por los delitos de ejercicio indebido del servicio público y peculado.

Núñez dijo hoy que durante los 30 días de arraigo se podrá determinar el grado de presunción, indicios o elementos que pueden suponer alguna responsabilidad del exmandatario estatal, y que todavía falta integrar en la averiguación previa para probarlas ante un juez y solicitar orden de aprehensión.

El gobernador tabasqueño —que desde el inicio de su administración denunció las irregularidades financieras con las que recibía a su estado— evitó especular en torno al estado de salud de su predecesor, quien argumentó un problema cardiaco para no ser trasladado a Tabasco después de ser interrogado por la PGR en la Ciudad de México.

No obstante, Núñez observó la imposibilidad de que la PGJE le tome la declaración en el Distrito Federal, donde se encuentra hospitalizado. Una vez que Granier supere su problema de salud, el exgobernador tendrá que comparecer ante la PGJE.

El gobernador tabasqueño dijo que existe la posibilidad de que de la investigación federal se desprendan más elementos para fincar responsabilidades al exmandatario.

“Es posible, porque ellos tienen todos los recursos de inteligencia financiera y pueden saber cómo está, si hay evasión fiscal, si hay enriquecimiento inexplicable, dependiendo de las cuentas bancarias.”

En diciembre pasado, el gobierno federal fue el primero en denunciar el multimillonario desvío financiero en el sector Salud, cuando colapsó el sistema hospitalario por falta de recursos. Por esta razón descartó que detrás del caso Granier haya protección del gobierno federal.

Si bien el propio exgobernador fue quien aceleró el proceso al presentarse personalmente ante la PGR, la Procuraduría igualmente lo habría llamado, aventuró Núñez: “Seguramente llegaría el momento que tuviera los elementos”.

Hay suficientes evidencias que acreditan el “brutal desfalco criminal” a las arcas del estado, insistió.

Lo anterior, dijo, se ha venido corroborando con resultados preliminares de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y por análisis de despachos externos.

Comentarios

Load More