Bloquean manifestantes un acceso al estadio donde se jugará el Brasil-México

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- A unas horas de que inicie el partido Brasil-México, correspondiente a la segunda jornada de la Copa Confederaciones, un enfrentamiento entre la policía y manifestantes que obstruyen uno de los accesos al estadio Castelao, en la ciudad de Fortaleza, Brasil, dejó un saldo de al menos dos heridos.

Los alrededor de 15 mil manifestantes, protestan contra los gastos erogados en este torneo y en el Mundial del año
próximo y por la falta de inversión en rubros como salud, educación y transporte.

La protesta se ubica aproximadamente a 3 kilómetros del estadio en uno de sus accesos. Los manifestantes lanzaban piedras contra el batallón de choque de la policía y la policía montada, que respondía con gases lacrimógenos y balas de goma para evitar que traspasen las barreras.

De acuerdo con los primeros reportes, una persona fue herida en un ojo por una bala de goma y otra fue retirada del lugar en camilla.

La multitud coreaba: “Avanza, avanza, avanza” y “Brasil, vamos a despertar, un profesor vale más que Neymar”, en relación al delantero carioca recién adquirido por el Barcelona de España a cambio de una suma multimillonaria.

“Mientras usted ve televisión, yo cambio el país. Fútbol no, queremos educación”, se leía en una pancarta.

Ante las crecientes movilizaciones, la policía federal refuerza la seguridad en las ciudades de Río de Janeiro, Bahía, Minas Gerais, Ceará y Brasilia, cinco de las seis sedes en las que se desarrolla la Copa Confederaciones.

Comentarios