Nunca se abordó reforma energética en el Pacto: PRD

MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, refutó al presidente Enrique Peña Nieto, quien declaró en Londres que la reforma energética que abre la puerta de Petróleos Mexicanos al capital privado fue acordada en el Pacto por México, firmado por PRD, PAN y el gobierno federal el 2 de diciembre del año pasado.

En conferencia de prensa, Zambrano y los perredistas miembros del Consejo Rector del Pacto por México —Guadalupe Acosta Naranjo, Pablo Gómez Álvarez, Jesús Ortega Martínez y Eloí Vázquez— destacaron que después de formado dicho pacto “no se ha discutido absolutamente, ni media palabra, sobre las reformas energética y hacendaria”.

En su opinión, las declaraciones de Peña Nieto expresan exclusivamente el punto de vista y el interés del gobierno priista.

“Peña Nieto no es la voz del Pacto, mucho menos en un tema que no ha sido abordado por el Consejo Rector, y ni ha sido tratado fuera del mismo. Por lo tanto le exigimos a Peña Nieto que, con la urgencia del caso, ponga sobre la mesa sus propuestas tal como nosotros lo haremos, porque ya las tenemos. Estamos listos para ello. Es mejor hacerlo así que ir a pregonar en el extranjero lo que aquí no se ha abordado en ningún escenario”, criticó.

En agosto próximo, destacó, el PRD realizará una consulta pública sobre la reforma energética, pues así lo acordó la Comisión Política del partido y el Consejo Nacional.

Por la mañana dijo que el martes 25 de junio presentaría, junto con Cuauhtémoc Cárdenas, un posicionamiento en el Senado con los ocho ejes rectores de la propuesta perredista en la materia. Sin embargo, el PRD difundió esta misma noche su postura.

La postura oficial

En un documento de seis cuartillas, el PRD expresó que su postura se basa en los siguientes ocho ejes: Cambio en el régimen fiscal; Autonomía presupuestal; Autonomía de gestión; Fortalecer a la Secretaría de Energía (Sener) y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH); Tarifas, precios y subsidios de los combustibles y la electricidad para un acceso equitativo a la energía; Convertir al Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros en un organismo financiero; Impulsar la investigación y desarrollo tecnológico; y Transición energética, cuidado del medio ambiente y desarrollo sustentable.

En un desglose, señaló que el cambio de régimen fiscal en Petróleos Mexicanos es una condición necesaria para garantizar recursos económicos adicionales para una agresiva política de inversión pública canalizada a la exploración y producción; transformación industrial de hidrocarburos; autosuficiencia de insumos petroquímicos y productos derivados; mantenimiento; comercialización, distribución, transportación, almacenamiento, investigación y desarrollo tecnológico e internacionalización de Pemex.

“El régimen fiscal actual en Pemex ha desdibujado por completo su objeto de abastecedor de energéticos y ha puesto por encima a la Secretaría de Hacienda para ajustar las finanzas públicas de nuestro país. En concreto, la carga fiscal de Pemex es muy cercana a 70% como proporción de sus ingresos totales. Es decir, 70 centavos de cada peso que entran a Pemex se van a la Secretaría de Hacienda por concepto de impuestos, derechos y aprovechamientos, dejando plenamente descapitalizada a nuestra paraestatal”, señaló.

La Autonomía Presupuestal de PEMEX, reza el texto, es una segunda necesidad para garantizar el abastecimiento de energéticos. “La Secretaría de Hacienda a través del Reglamento de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria le arrebató la posibilidad de hacer uso de sus recursos propios”.

El PRD  afirmó que deben redefinirse los procesos de planeación de la Estrategia Nacional de Energía, así como los mecanismos de aprobación con el propósito que se evalúe el desempeño de lo planeado en el corto, mediano y largos plazos.

“Convertir a la Comisión Nacional de Hidrocarburos en un organismo público descentralizado; promover un aumento sustancial de su presupuesto y de su personal y ampliar sus facultades de regulador y supervisor con el propósito de mejorar el aprovechamiento de los yacimientos de hidrocarburos en beneficio de los nacionales”, señaló.

Además, añadió que en la reforma se requiere ordenar el sistema de precios y tarifas para que refleje el costo real de la energía y el funcionamiento del sistema de suministro, pero también de los impactos ambientales y el compromiso de México con la lucha contra el cambio climático y el calentamiento global.

El partido de izquierda consideró que hay que destinar recursos al Fondo de Estabilización y usarlo para el pago de pensiones, la educación, y la investigación científica y tecnológica.

Asimismo, planteó que la transición energética no sea la sustitución de energía fósiles por energías limpias, sino también una transformación organizativa, regulatoria, jurídica e institucional.

“Por lo anterior, proponemos que Pemex se convierta en rector y ejecutor directo de la Transición Energética en nuestro país ampliando su objeto” y cuidar el medio ambiente.

Las modificaciones deberían realizarse a los siguientes ordenamientos jurídicos: Ley de Petróleos Mexicanos; ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el ramo del petróleo; ley Federal de Derechos; ley Federal de Ingresos; ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria; ley Orgánica de la Administración Pública Federal; ley de la Comisión Reguladora de Energía; ley Federal de Entidades Paraestatales; y ley de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, entre otras.

Comentarios

Load More