Arremete el Papa contra especuladores financieros

MÉXICO, D.F. (apro).- El papa Francisco, considerado proclive a la línea eclesiástica de la opción por los pobres, criticó ayer a los grandes especuladores financieros porque con sus acciones, dijo, están provocando que “millones de personas estén con hambre”.

En su discurso, el Papa latinoamericano arremetió de nueva cuenta contra lo que él llama “la dictadura de la economía”, que ha ocasionado la “expansión de los valores consumistas”.

Los especuladores, añadió, ahora se están valiendo de la llamada crisis financiera para dejar en un mayor abandono a la población más marginada.

“La crisis financiera no puede ser utilizada como una excusa para dejar de ayudar a los pobres”, insistió el pontífice.

Las declaraciones de Francisco se enmarcan en una serie de discursos que ha realizado con motivo de la pasada reunión del Grupo de los Ocho (G8), que congregó en Londres a los líderes de los ocho países más ricos del mundo.

En esos discursos el Papa también ha criticado la “cultura del despilfarro”, porque tirar los alimentos que todavía sirven, ha dicho, es como robar a los pobres.

En este tenor, días atrás declaró ante miembros de la Organización de las Naciones ONU:

“Es un hecho bien conocido que los actuales niveles de producción son suficientes, pero aun así millones de personas todavía están sufriendo y muriendo de hambre. Esto es realmente escandaloso”.

Añadió:

“Es necesario encontrar la manera de que todos puedan beneficiarse de los frutos de la tierra, no solo para evitar que aumente la diferencia entre los que más tienen y los que tienen que conformarse con migajas, sino sobre todo por una exigencia de justicia, equidad y respeto al ser humano”.

Por último, Francisco criticó la “especulación financiera”, pues en este momento “está condicionando el precio de los alimentos, tratándolos como si fueran cualquier otra mercancía y olvidando su destino primario”.

Comentarios