Caso Heaven: pide PGJDF orden de aprehensión contra los tres arraigados

MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) confirmó la solicitud que hizo a un juez para que ordenara la aprehensión de tres personas que se encuentran arraigadas por su presunta participación en la desaparición de 12 jóvenes del bar Heaven, el pasado 26 de mayo.

La dependencia solicitó la orden contra Mario Ledezma, uno de los propietarios del Heaven; Gabriel Carrasco, El Diablo, jefe de seguridad del bar, y Andrés Henones, también socio del establecimiento.

Tras su detención, El Diablo declaró ante el Ministerio Público de la Fiscalía Antisecuestros (FAS) que Los Moschino –los hermanos Marcos y Dash Ledesma– y Ernesto Espinosa Lobo, El Lobo (el otro dueño del antro), planearon el secuestro de los jóvenes de Tepito porque “había problemas” con Jerzy Ortiz, hijo del presunto narcomenudista Jorge Ortiz Reyes, El Tanque, y sus amigos.

Junto con Carrasco fueron detenidos Andrés Henonet y Brenda Angélica Casas Contreras, de 35 años, pareja sentimental de Marcos Ledesma. Cuando los detuvieron llevaban consigo armas de fuego, un cuchillo y droga.

En entrevista, luego de asistir al Congreso Internacional de Ciencias Forenses, el procurador capitalino Rodolfo Ríos Garza dijo que la autoridad jurisdiccional todavía no ha concedido la orden de aprehensión solicitada.

Por lo pronto, agregó, la dependencia corrobora los datos aportados a través del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Distrito Federal, que ofreció una recompensa de 10 millones de pesos a quien proporcione información que ayude a dar con el paradero de los 12 tepiteños.

Se trata, dijo, de correos electrónicos y llamadas telefónicas que ha recibido el Consejo Ciudadano desde que se anunció la recompensa.

Al cumplirse un mes de la desaparición de los jóvenes, Ríos Garza aseguró que las indagatorias continúan.

“Ha sido un mes de intensa investigación para dar con su paradero, esperamos encontrarlos vivos. En los próximos días nos reuniremos con sus familiares para darles a conocer el avance de las investigaciones”, subrayó.

Hace dos días la PGJDF solicitó el arraigo de Armando Hernández Gómez, El Ostión Cayagua –uno de los presuntos líderes de la organización delictiva La Unión–, y de Fernando Gamboa Camarillo y José Luis Hernández por su presunta responsabilidad en la desaparición de los 12 tepiteños.

La aprehensión de los tres sujetos se realizó el pasado fin de semana, supuestamente en calles cercanas al barrio de Tepito, entre las delegaciones Venustiano Carranza y Cuauhtémoc, por parte de elementos de la Policía de Investigación de la Fuerza Antisecuestros.

Hernández Gómez es el segundo al mando de La Unión y está relacionado con al menos 30 ejecuciones, según la PGJDF. La dependencia también lo vincula con el caso de los desaparecidos del Heaven.

Un asunto “sui géneris”: Mancera

El caso de los tepiteños desaparecidos fue calificado como “sui géneris” por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera.

El mandatario dijo que durante los años que ha trabajado en áreas de seguridad y procuración de justicia, nunca le había tocado ver un asunto igual, aunque –aclaró– eso no quiere decir que no haya posibilidad de dar resultados.

“En cualquiera de los escenarios, la Ciudad de México tiene que dar una respuesta sólida, y la respuesta sólida consiste en una investigación seria”, señaló en rueda de prensa.

En tanto, familiares de los 12 jóvenes desaparecidos, quienes mantienen la esperanza de encontrarlos con vida, participaron en una misa en la Basílica de Guadalupe para rezar por su pronto regreso y porque se haga justicia.

“¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, clamaron los familiares de las víctimas durante su participación en una peregrinación que partió de Peralvillo a la Basílica.

“Que las autoridades hagan sus investigaciones, a nosotros no nos interesa si hay culpables, lo que nos interesa es que los encuentren”, dijo María Teresa Ramos, abuela de Jerzy Ortiz, de 16 años, durante la peregrinación en la que participó el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que encabeza el poeta y activista Javier Sicilia.

“Aspiramos a que sea el encuentro feliz en esta tierra, recuperando a nuestros desaparecidos, porque vivos se los llevaron y vivos los queremos. Hoy oramos porque Dios traiga de vuelta a las miles de personas desaparecidas que no han dejado rastro”, manifestó el sacerdote Gonzalo Ituarte al oficiar una misa en la Basílica.

En una rueda de prensa posterior, Teresa Urrutia, abuela de Said Sánchez, otro de los desaparecidos, sostuvo que a un mes de lo ocurrido “hoy confiamos más en Dios que en las autoridades”, y agregó que ante los resultados de las indagatorias, siente “simplemente impotencia y tristeza”.

Leticia Ponce, madre de Jerzy Ortiz, indicó por su parte que solicitarán a las autoridades otra reunión para exigir resultados.

“Ya ha pasado un mes sin resultados. Pero que no fuera el hijo de un político, porque en dos patadas se resolvería”, subrayó Ponce, quien consideró que los jóvenes han sido estigmatizados sólo por ser originarios del violento barrio de Tepito.

Comentarios

Load More