El Vaticano exige al padre “Gofo” separarse seis meses del sacerdocio

SALTILLO, Coah., (proceso.com.mx).- Adolfo Huerta Alemán, sacerdote de la Diócesis de Saltillo con un marcado activismo social,  dejará de ejercer públicamente el ministerio por un lapso de seis meses, por petición del Vaticano, informó hoy un comunicado del clero.

La separación del presbítero Huerta Alemán, mejor conocido como “Padre Gofo”, fue en respuesta de una  investigación realizada por la Congregación para el Clero, de la Curia Romana.

La Congregación “ha solicitado a Monseñor Fray Raúl Vera López, O.P., Obispo de Saltillo, que envíe un informe respecto a la situación de dicho sacerdote, el cual ha sido enviado inmediatamente al Vaticano por el Obispo Diocesano”, precisó un comunicado oficial.

“La Congregación para el Clero -organismo responsable de dar la ayuda necesaria a los obispos respecto a la vida de los presbíteros de la Iglesia y al ejercicio de su ministerio pastoral-, tiene particular interés en lo referente a los temas de doctrina y disciplina que corresponde observar a los sacerdotes y que han sido abordados en las notas periodísticas que se refieren al padre Adolfo”, agrega el comunicado.

El texto de la Diócesis de Saltillo aclara que “no están comprobados los delitos de los que se acusa al padre Huerta Alemán”. “A solicitud del área de comunicación de la Diócesis de Saltillo, se pidió el audio de la entrevista con el padre, y en él no se encontraron temas de doctrina o disciplina, por lo que no se alcanzó a verificar la información”.

La controversia surgió a partir de la publicación del texto “El cura que duda de Dios y goza el sexo”, publicado en el sitio web de Proceso por el periodista Juan Pablo Proal. En la charla, el padre “Gofo” afirma que mantenía una vida sexual activa y acota que en ocasiones duda de la existencia de Dios. Ni el sacerdote ni la diócesis de Saltillo enviaron una carta aclaratoria, por el contrario, el prelado suscribió el contenido de la charla publicada.

En un  mutuo acuerdo entre el Obispo Diocesano y Adolfo Huerta Alemán, el padre se tomará un período de reflexión respecto a su vida sacerdotal, dejando de ejercer públicamente el ministerio por un lapso de seis meses, destaca el texto.

Subraya que la separación no obedece a sanción alguna, ya que conserva su condición de Vicario Parroquial en la Iglesia “El Señor de la Misericordia”.

“Estos meses, el presbítero estará con asesoramiento espiritual y humano, para ubicar su servicio sacerdotal en una dimensión integral, como es deseo del mismo sacerdote; recordando que el profeta Elías buscó depender de Dios durante un retiro de tres años dentro y fuera de Israel, logrando hacer tras ello, una evangelización profunda y radical con un impacto en todo su país”.

“Lamentamos el daño que un escándalo así pueda causar en la fe del pueblo de Dios y rogamos la oración de la feligresía por todos los sacerdotes de la Diócesis de Saltillo, y por todas las personas cristianas que buscan estar junto a los más alejados y vulnerables a través de sus acciones pastorales, lo cual les lleva a padecer situaciones difíciles”, concluye el texto.

El “Padre Gofo” se ha distinguido por ser un activista que apoya luchas sociales como el Movimiento de los Indignados de Coahuila, la organización #Yosoy132 y a la comunidad gay, entre otras.

Además, se caracteriza por atraer feligreses disfrazándose y realizando misas especiales para jóvenes con trajes  de luchador, con música de rock y escribiendo cuentos que son distribuidos a través de Internet.

Comentarios

Load More