Demoran tres días en liberar a presos porque… esperaban al gobernador

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Nueve indígenas presos en Chiapas tuvieron que esperar tres días para ser excarcelados —con su boleta de liberación en mano—, porque los hicieron esperar a que el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, llegara a abrirles las rejas.

Los indígenas prozapatistas Rosario Díaz Méndez, Pedro López Jiménez, Juan Collazo Jiménez, Juan Díaz López, Rosa López Díaz, Alfredo López Jiménez, Juan López González y Benjamín López Díaz estaban en el penal número 5 de San Cristóbal de Las Casas. Un prisionero más —Enrique Gómez Hernández— permanecía en el penal número 14 de Cintalapa. Todos quedaron en libertad la noche de este jueves.

Amigos y familiares de los reos permanecieron por tres días en las afueras de esos penales, sufriendo lluvia y sol chiapanecos, a la espera de que el gobernador organizara su agenda, pudiera arribar al penal y abrir personalmente las puertas —como él se los había anunciado— y tomarse las fotos correspondientes.

Velasco Coello llegó alrededor de las 19 horas, y en medio de un fuerte operativo policiaco y de seguridad ingresó al penal, para que pudiera darle la libertad a los ocho reos del penal de San Cristóbal.

Afuera, unos 50 miembros de sus familias y activistas, con consignas y mantas, exigían la libertad inmediata de los presos. Cuando los reos salieron con sus cajas y costales de pertenencias fueron vitoreados por la multitud y arreciaron las consignas.

El grupo de reos fue llevado a la Catedral de San Cristóbal de Las Casas, para rezar y agradecer en la tumba del obispo Samuel Ruiz García, quien hasta su muerte (enero de 2011) abogó por la libertad de éstos y otros presos indígenas.

Los indígenas liberados refirieron que siempre se encomendaron a Tatik (papá) Samuel para que les diera paciencia y fortaleza con las que enfrentar el encierro y esperar el día de la llegada de su libertad. Los indígenas oraron ante la tumba de obispo que dedicó su vida y obra en Chiapas por los más desprotegidos.

Tras estas excarcelaciones, quedan presos cuatro adherentes más de la Otra Campaña del EZLN. Se trata de Alberto Patishtán Gómez y Alejandro Díaz Sántiz —en el penal de San Cristóbal de Las Casas— y dos ejidatarios de San Sebastián Bachajón: Miguel Demeza Jiménez y Antonio Estrada Estrada —en El Amate y Playas de Catazajá, respectivamente.

Comentarios