Remesas se derrumbarán en 2013: Bancomer

MÉXICO, D.F. (apro).- La debilidad en el empleo de los 11 millones de mexicanos que radican en Estados Unidos y la volatilidad del tipo de cambio amenazan con que las remesas se desplomen entre 4.7% y 6.7% en 2013, reveló el estudio Situación Migración, elaborado por BBVA Bancomer.

De acuerdo con el análisis presentado por el economista senior de dicho grupo financiero, Juan José Ordaz, los envíos de dinero que realizan los connacionales en la Unión Americana no tienen un panorama favorable en el mediano plazo.

De hecho, hasta mayo pasado, las remesas sumaron su undécimo mes consecutivo a la baja, al registrar 2 mil 33 millones de dólares, nivel 13.17% inferior a los 2 mil 342 millones acumulados en mayo de 2012.

Según el documento, las remesas se verán disminuidas en 2013 debido a que la migración mexicana entró en una nueva fase, caracterizada por cierta incompatibilidad entre la demanda laboral de Estados Unidos y la oferta de los migrantes mexicanos.

“En las últimas dos décadas y de forma más acentuada desde 2007 se ha dado una tendencia de mayor demanda de empleo en Estados Unidos hacia trabajadores de mayor calificación laboral. No obstante, la oferta de mano de obra de migrantes mexicanos no ha podido adaptarse a la velocidad en que han ocurrido estos cambios en la demanda”, explicó el análisis.

El economista de BBVA Bancomer dio cifras de la premisa anterior: “En 1995, 75% de los migrantes mexicanos empleados tenía a lo más 12 años de escolaridad, en 2012 la proporción en ese grupo sólo se redujo a 73%. En esta nueva fase de la migración mexicana a Estados Unidos hay menores flujos migratorios, una menor entrada de migrantes indocumentados a ese país, y un aumento en la proporción de nuevos migrantes mexicanos documentados y con mayor calificación laboral”.

El otro factor que daña los ingresos por remesas del país es la inestabilidad del tipo de cambio.

En general, México es el que presenta mayores fluctuaciones en el tipo de cambio entre otros países latinoamericanos receptores de estas divisas.

Durante 2011, el tipo de cambio aumentó de forma importante en la segunda mitad de ese año, lo que pudo influir en cierta medida para que las remesas crecieran ese año en 7%.

“Sin embargo, en 2012 inició con una tendencia decreciente en el primer trimestre del año, luego mostró una tendencia creciente hasta junio, y a partir de julio de 2012 ha presentado una tendencia decreciente, este periodo coincide también con un etapa de caídas a tasa anual de las remesas hacia México mes tras mes”, según el estudio.

En los primeros cinco meses de 2013, las remesas acumulan una disminución de 10.3%.

Según el especialista, “hacia el segundo semestre el empleo de los migrantes mexicanos en Estados Unidos podría mejorar y además se espera una cierta apreciación del tipo de cambio, que ya se ha registrado en días recientes, por lo que habría cierta mejora”.

Ya para 2014 los ingresos por remesas podrían mejorar ligeramente, ello como resultado de un efecto comparación con 2013 y de cierta recuperación en el empleo de los migrantes mexicanos, de forma que podrían registrar una tasa de crecimiento de entre 1% y 3% en dólares.

México es el cuarto país más importante del mundo como receptor de remesas, junto con China, India y Filipinas.

Estas divisas son una de las principales fuentes de ingresos del país junto con la inversión extranjera directa, el turismo y los recursos petroleros.

Las entidades con mayor entrada de estos envíos son Michoacán, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Puebla, Oaxaca, Guerrero y Veracruz.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More