Se desbordan conflictos poselectorales en Puebla

PUEBLA, Pue. (apro).- La violencia se desató en distintos municipios de la entidad derivado de protestas ciudadanas por los resultados de la jornada electoral del pasado domingo 7, acciones en las que un policía perdió la vida al ser baleado.

En Atzitzihuacan, ubicado a 50 kilómetros al sur del estado, un policía murió luego de que las instalaciones del Consejo Municipal Electoral fueron atacadas a balazos y, más tarde, incendiadas por un grupo de ciudadanos inconforme con el conteo de las votaciones.

El uniformado murió en un hospital de Atlixco horas después de que había resultado herido por un grupo de desconocidos, quienes esta madrugada balearon las instalaciones del órgano electoral.

Ante esta tensa situación, los integrantes del Consejo Municipal pidieron al Instituto Electoral del Estado (IEE) trasladar los paquetes a la capital del estado para realizar un cómputo supletorio.

Una turba de simpatizantes del Partido del Trabajo (PT), encabezados por el candidato a alcalde de esa población, Félix Cazales Díaz, trató de ingresar por la fuerza al Consejo Municipal, razón por la que los paquetes electorales fueron sacados de ese lugar por policías municipales, y trasladados a esta capital.

Por la noche, la misma turba ingresó a las instalaciones electorales, causaron destrozos y prendieron fuego a documentos y mobiliario que encontraron en el lugar.

En esa población existe una cerrada votación entre los candidatos de la alianza 5 de Mayo, la priista Marisela Ramos Jiménez, y el del PT, Félix Cazales, ya que la diferencia entre uno y otro es de poco más de 10 votos.

Choque en Coronango

En el municipio de Coronango un grupo de ciudadanos, identificados con la coalición Puebla Unida, PT y el Partido Pacto Social de Integración (PSI), se enfrentó con palos, piedras y bombas molotov contra policías que llegaron a esa población para trasladar la documentación electoral al IEE en esta capital.

Los elementos de las policías municipal y estatal dispararon balas de goma y lanzaron gas lacrimógeno contra los inconformes para dispersarlos. En la trifulca, una bomba molotov fue detonada frente al ayuntamiento de Coronango.

La tensión se vivía en esa población por la llegada de policías estatales para reforzar la vigilancia y la amenaza de los inconformes para liberar a dos personas que fueron detenidas por lanzar los artefactos explosivos, así como por los señalamientos de que se cometió fraude en los comicios.

En Tepexi de Rodríguez, el Consejo Municipal fue virtualmente sitiado por simpatizantes de Puebla Unida, formada por PAN, PRD, Nueva Alianza y Compromiso por Puebla, para impedir el cómputo final y la entrega de la constancia de mayoría a la priista Rocío Canales González.

En esa población, consejeros electorales denunciaron que recibieron amenazas de muerte para obligarlos a ausentarse de la sesión del cómputo de los comicios.

Desaparición de urnas

En Amixtlán se reportó que seis urnas electorales, de las siete que se instalaron el domingo pasado en esa población, se encuentran desaparecidas.

En el municipio de Cuautlancingo también se vive una situación tensa luego de que un grupo de ciudadanos se manifestó en las instalaciones del Consejo Municipal para exigir la apertura de las urnas y el conteo “voto por voto”, ya que están inconformes con los resultados.

Una situación similar se registra en los municipios de Olintla, Zoquiapan Zautla, Hueytlalpan y Tuzamapan, donde grupos de ciudadanos exigen que el cómputo final se lleve a cabo “voto por voto” para determinar al triunfador en los comicios.

En estas poblaciones simpatizantes de uno y otro candidato se acusan mutuamente de haberse robado paquetes electorales para evitar se declare la derrota de sus partidos.

En esta capital, unos 350 elementos de seguridad del estado desalojaron a manifestantes que protestaban frente a las instalaciones del IEE, por los resultados de las elecciones en los municipios de Tepexi de Rodríguez y Cuautinchán.

En tanto que otro grupo de inconformes del municipio de Amozoc acudió a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para denunciar supuestos delitos electorales cometidos durante los comicios del domingo anterior.

Escalan cómputos supletorios

Ante este escenario, el Consejo Electoral estatal determinó incrementar de 17 a 25 el número de municipios en los que realizarán cómputos supletorios por no haber condiciones de seguridad para que los lleven a cabo en sus lugares de origen.

Además, el Consejo General del IEE aprobó abrir los paquetes electorales del distrito 23, con cabecera en Acatlán, para realizar el conteo “voto por voto”, debido a que la diferencia entre los candidatos que ocupan la primera y segunda posiciones es de apenas 0.5%.

En el caso del cómputo del distrito 16, con cabecera en Puebla, donde la votación fue cerrada, este jueves se confirmó la victoria del candidato de Puebla Unida, Julián Rendón, sobre el priista Víctor Giorgana por sólo 114 votos.

Así, la coalición encabezada por el PAN e impulsada por el gobernador Rafael Moreno Valle se constituyó como la absoluta triunfadora en esta capital, pues aparte de la alcaldía obtuvo los siete distritos con cabecera en esta ciudad.

La coalición Puebla Unida ha sido declarada ganadora en 22 distritos electorales, en tanto que la alianza 5 de Mayo únicamente en tres, y queda por definir el distrito 23, de Acatlán.

Hasta ahora, las actas de mayoría fueron entregadas ya a 157 aspirantes a alcaldes de los 217 procesos que se llevaron a cabo por los ayuntamientos de la entidad.

Comentarios

Load More