El poema en el billete de 100, falso

Algunos fragmentos de poemas, de origen incierto, atribuidos a Nezahualcóyotl empezaron a circular dando una imagen ambigua del rey-poeta. Uno de estos fragmentos, el famoso Centzontótotl, “El cenzontle”, ampliamente difundido desde el nivel escolar, es uno de estos poemas.

Centzontótotl icuic

Nehuatl nictlazotla in centzontototl icuicauh,

nehuatl nictlazotla in chalchihuitl itlapaliz

ihuan in ahuiacmeh xochimeh;

zan oc cenca noicniuhtzin in tlacatl,

Nehuatl nictlazotla.

 

Amo el canto del cenzontle,

pájaro de cuatrocientas voces.

Amo el color del jade

y el enervante perfume de las flores,

pero más amo a mi hermano: el hombre.

Es probable que este poema no sea de Nezahualcóyotl, por las siguientes razones:

 

Consideraciones lingüísticas

 

–La versión náhuatl de este poema es moderna. El término icuicauh es la aplicación “cultista” de una regla gramatical que concierne a los posesivos: cihuatl “mujer” i-cihuauh “su mujer”; amatl “libro”, iamauh “su libro”. El término utilizado por Nezahualcóyotl en sus poemas y que encontramos en otros contextos para “su canto” (equivalente de “el canto de”) es icuic.

–El término xóchitl “flor” no se pluraliza en náhuatl prehispánico. Se utiliza siempre de manera partitiva. La pluralización xochime(h) “flores”, muy común hoy, es el resultado de una influencia del español.

–El adjetivo, en náhuatl, no tiene concordancia numérica con el sustantivo que califica. Por tanto la locución nominal ahuiacmeh xochimeh es errónea. La forma correcta moderna sería ahuiac xochime(h) y la forma genuinamente prehispánica ahuicaxochitl.

–El término ihuan, que significa “con” (alguien), fue utilizado desde la época colonial con el sentido de “y”, como conjunción de coordinación, lo que no corresponde a la gramática náhuatl prehispánica ni a la dinámica de consecución, que prefiere la simple yuxtaposición de los términos o la disyunción/conjunción categórica auh.

 

Consideraciones

discursivas e ideológicas

 

–La repetición del pronombre personal nehuatl es moderna. Corresponde a una idiosincrasia en la que el individuo se afirma como tal. Una versión náhuatl de corte prehispánico hubiera utilizado el prefijo pronominal ni-, con el nombre propio: niNezahualcoyotl.

–La expresión verbal nictlazotla “yo amo”, muy común en el náhuatl de hoy, no aparece como tal en textos antiguos. Los antiguos mexicanos empleaban formas metafóricas y perifrásticas para expresar el amor y la admiración que tenían por algo o por alguien.

–Aun cuando las palabras tienen mucha movilidad en la frase náhuatl, el hipérbaton: nocniuhtzin in tlacatl, nehuatl nictlazotla “a mi hermano el hombre amo yo” no corresponde a la retórica indígena prehispánica.

–El amor al prójimo es una idea cristiana que no corresponde a la episteme indígena prehispánica.

 

Este poema, por demás hermoso, es de factura moderna. Se inspira indudablemente de la poesía de Nezahualcóyotl, pero es poco probable que le podamos atribuir la autoría.

–––––––––––––––

 

* Del apartado Textos famosos de atribución incierta a Nezahualcóyotl.

Comentarios