El pueblo que ‘enterró’ a los políticos

CAPULÁLPAM DE MÉNDEZ, Oax. (proceso.com.mx).- No hay bardas multicolores que inviten a votar por tal por cual, tampoco campañas políticas, o al menos no como las conocemos el resto de los mexicanos y que frecuentemente nos laceran por su estridencia y dispendio de recursos.

No se hacen alucinantes promesas a los pobladores que luego se van al pozo del olvido, ni se intenta seducirlos con verborrea barata; mucho menos se organizan grandes mítines con derroche de demagogia.

Y lo mejor: no hay políticos encampañados pronunciando sus tediosas arengas.

Calpulálpam de Méndez, Oaxaca. Foto: Especial

La razón es que Capulálpam, el único Pueblo Mágico de Oaxaca, se rige por el sistema de usos y costumbres, lo que significa que los gobernantes son elegidos a través de asambleas comunitarias, sin la participación de partidos políticos.

De un total de 570 municipios que conforman la entidad, 418 se rigen por usos y costumbres, y sólo 152 por el sistema tradicional de partidos. Generalmente los jefes de familia y mayores de edad debaten sobre quiénes ocuparán los cargos municipales.

Calpulálpam de Méndez, Oaxaca. Foto: Especial

Quien resulta electo no recibe un sueldo, pues el cargo constituye una obligación y no un privilegio, un servicio a la comunidad.

Enclavada en la espesura de la Sierra de Juárez, a 70 kilómetros de la capital del estado, Capulálpam es una noble población rica en tradiciones, arquitectura y bellezas naturales.

Las empedradas y empinadas calles le dan un incomparable aire provinciano; sus construcciones son predominantemente de adobe, embellecidas con cálidos colores terracota y techos de teja que en conjunto dan la sensación de formar parte de un cuadro.

Calpulálpam de Méndez, Oaxaca. Foto: Especial

El centro de la vida religiosa de los capulalpenses es la iglesia de San Mateo Apóstol –patrono del pueblo– construida por la orden de los dominicos entre los años 1500 y 1733 y que atesora 14 soberbios retablos de madera de estilos barroco y neoclásico. Es una impresionante nave edificada con cantera amarilla.

El techo del templo es de artesa, formado con vigas de pino que dejan ver una clara influencia mudéjar. En el interior pueden apreciarse sorprendentes pinturas populares barrocas.

Calpulálpam de Méndez, Oaxaca. Foto: Especial

La plaza principal, ubicada atrás de la iglesia, tiene un pintoresco quiosco y está resguardada por un gran ahuehuete.

La fiesta del pueblo en honor al santo patrono se realiza cada 21 de septiembre, fecha en que tradicionalmente se realizan novenarios, bailes, calendas y diversos eventos culturales.

A pesar de su belleza y atractivos y de contar con la denominación de Pueblo Mágico, desafortunadamente Capulálpam no es promovido como destino turístico. Las agencias de viajes en Oaxaca ni siquiera lo ofrecen a los visitantes nacionales y extranjeros como una opción para conocer más a fondo la riqueza multicultural de la entidad.

Calpulálpam de Méndez, Oaxaca. Foto: Especial

Sin embargo, los pobladores afirman que aun así llegan turistas de Francia, Finlandia, Estados Unidos, España e Italia, entre otros países. Muchos vienen en busca de los servicios que se brindan en el Centro de Medicina Tradicional auspiciado por la Secretaría de Salud donde se ofrecen temazcal, limpias, masajes y hasta curaciones para el susto y el empacho.

Estos servicios se dan con absoluta seriedad y las personas que ahí laboran están capacitadas por la Secretaría de Salud para atender las dolencias de sus pacientes. Los médicos tradicionales ofrecen remedios herbolarios que ellos mismos se encargan de elaborar.

Calpulálpam de Méndez, Oaxaca. Foto: Especial

El Centro de Medicina Tradicional se localiza precisamente junto al Centro de Salud, donde por supuesto se practica la medicina alópata.

Los capulalpenses son gente amable y respetuosa que brindan su confianza al visitante, como si fueran viejos conocidos. Saludan a propios y extraños, sin distingos.

Respecto a la gastronomía, aquí se encuentran todas las delicias oaxaqueñas como chorizo asado, tostadas de quesillo, tlayudas, salsa de huevo, tasajo, entre muchas otras. Dentro del pueblo, los restaurantes recomendables son Xuquilita y Abuelo Luna.

Calpulálpam de Méndez, Oaxaca. Foto: Especial

Capulálpam cuenta con un mirador llamado El Calvario desde donde puede observarse una encantadora panorámica de la imponente Sierra Norte. Otro atractivo de aconsejable visita es el paraje Los Sabinos, una zona con abundante vegetación y fauna.

No menos bella es La Cueva del Arroyo, con caprichosas figuras de la naturaleza. Además, en el paraje de La Y es posible hacer un recorrido en bicicleta de montaña o a pie, entre bosques de encino, bromelias, hongos y helechos.
Se puede practicar rappel, escalada y tirolesa; dispone de áreas para acampar, de grutas, de un puente colgante y un criadero de truchas. Todo ello se puede encontrar en el centro recreativo Los Molinos.

Otro recorrido imperdible es el Cerro Pelado, por el cual se puede caminar a través de un antiguo sendero que años atrás comunicaba a esta comunidad con otros pueblos de la Sierra de Juárez.

Tampoco puede faltar una visita a la tienda de juguetes artesanales, ubicada a un lado de la iglesia de San Mateo Apóstol, donde se ofrecen chocolate oaxaqueño, café, playeras, mezcal, recuerdos, entre otros artículos.

Calpulálpam de Méndez, Oaxaca. Foto: Especial

Como llegar

La línea Sociedad Cooperativa Benito Juárez ofrece corridas desde la terminal de segunda clase de la ciudad de Oaxaca. Otra opción es tomar un taxi colectivo cuya base está frente al Monumento a Juárez (entronque de la carretera federal 190 con la federal 175). El tiempo de recorrido es de aproximadamente una hora y 20 minutos.

En vehículo particular se puede llegar por la carretera 175 siguiendo la salida a Ixtlán de Juárez. Es preciso tomar precauciones, pues es un camino con muchas curvas.

El viaje se hace por una carretera sinuosa, entre un paradisiaco paisaje desde donde es posible divisar el Valle de Oaxaca. Durante el trayecto puede observarse vegetación diversa, cañadas, desfiladeros, además de extensas zonas boscosas y transparentes ríos.

Si desea hacer escala y disfrutar de la naturaleza, en el trayecto a Capulálpam hay cabañas en renta, centros ecoturísticos, restaurantes, comedores y posadas. Qué tal una visita a Guelatao, cuna del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, poblado situado a unos pocos kilómetros de Capulálpam.


Ver mapa más grande

Adjuntamos las direcciones electrónicas de dos videos sobre Capulálpam:

Twitter: @armandogtzrdz

Comentarios

Load More