Marchan tzotziles en Chiapas para exigir a magistrados liberación de Patishtán

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Alrededor de mil 500 indígenas tzotziles marcharon por calles de esta ciudad para demandar a los magistrados del Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito de Chiapas la libertad de Alberto Patishtán Gómez.

María Gabriela Patishtán Ruiz, hija del maestro indígena bilingüe, dijo que su padre fue acusado injustamente de la muerte de siete uniformados durante una emboscada, “por el hecho de ser un activista que criticaba y cuestionaba las acciones” de un alcalde priista del municipio El Bosque.

Detalló:

“El 19 de junio de 2000, siete días después de la emboscada, cuando iba a su trabajo, cuatro hombres vestidos de civil bajaron de una camioneta y se lo llevaron sin decir nada ni mostrar orden de aprehensión. Y aquí empieza el calvario y la lucha por la justicia”.

María Gabriela, quien asistió a la marcha junto con su esposo y su pequeño hijo, indicó que su padre fue sentenciado a 60 años de cárcel, de los cuales lleva casi 13.

Tras varias apelaciones y resoluciones, la Sala Superior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) turnó el caso a los magistrados del Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito de Chiapas, quienes el próximo 5 de septiembre deberán resolver la libertad de Alberto Patishtán o ratificar la sentencia.

Apostados en la sede del Poder Judicial, en esta ciudad, los manifestantes demandaron a los magistrados reconocer la inocencia de Patishtán Gómez, a quien calificaron como un preso político de conciencia.

A la par de esa movilización, el profesor indígena inició una jornada de ayuno y oración para pedir a Dios que ilumine a los magistrados y le concedan la libertad que anhela y poder reunirse con su esposa y sus dos hijas.

“Lo haré con el fin de que los magistrados sean guiados por Dios para que hagan las cosas conforme a Derecho y al fin obtenga justicia. Emprenderemos una acción con el compañero solidario de La Voz del Amate, Alejandro Díaz Sántiz, una acción que consiste de oración y ayuno de 12 horas diarias por 17 días, dando inicio el martes 20 de agosto y culminando el 5 de septiembre, recibiendo un sólo alimento, con el propósito de exigir justicia. Al mismo tiempo reclamo la libertad del solidario Alejandro Díaz Sántiz, Antonio Estrada Estrada y Miguel Demeza Jiménez, adherentes a la Sexta de Bachajón”, puntualizó Patishtán Gómez en una carta enviada desde el penal número 5 de San Cristóbal de Las Casas.

 

Load More