Investigan si cadáveres hallados en Tlalmanalco son de tepiteños

MÉXICO, D.F. (apro).- Un operativo de la Procuraduría General de la República (PGR) en busca de armas realizado en Tlalmanalco, Estado de México, derivó en el hallazgo de una fosa clandestina con al menos los restos de siete cadáveres.

La información se difundió con rapidez y la enorme mayoría de medios de comunicación afirmaron que las víctimas eran los tepiteños secuestrados del bar Heaven (Distrito Federal) desde hace casi tres meses.

Algunos medios incluso afirmaron que habían sido encontrados 13 cadáveres y dieron por hecho que se trataba de los 12 tepiteños desaparecidos y del cadáver de otro joven apodado El Omarcito.

Ricardo Martínez, abogado de algunos de los familiares de los tepiteños fue una de las personas que afirmó que los cadáveres hallados correspondían a los de los jóvenes desaparecidos. Dijo que durante la madrugada recibió varias llamadas de personas que se identificaron como policías, quienes le informaron el hallazgo.

“No tengo duda de que son ellos. Es cuestión de que las periciales lo demuestren”, afirmó en entrevista con Milenio TV.

El hallazgo

Elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) realizaban una investigación en terrenos adyacentes al Rancho La Mesa (Tlalmanalco) relacionada con una investigación sobre delitos contra la salud y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Buscaban una casa de seguridad y encontraron la fosa con los cuerpos.

La PGR informó en la mañana que se habían encontrado cinco cuerpos y, más tarde, la Procuraduría capitalina (PGJDF) elevó la cifra a siete. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, la versión de que se tratara de los tepiteños secuestrados no se confirmó.

En rueda de prensa, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, aseguró que las pruebas de ADN para corroborar si se trata de alguno de los 12 tepiteños secuestrados el pasado 26 de mayo tardarán al menos 48 horas, Será entonces cuando se sabrá con certeza si pertenecen o no a los jóvenes desaparecidos.

Hasta el momento, dijo, no hay elemento alguno para determinar a quiénes pertenecen los restos: “No queremos generar expectativa en ese tema”.

Ordenó que se tomara la muestra genética de sólo una de las víctimas a fin de evitar que se contaminen las evidencias y para determinar si se trata de alguno de los 12 desaparecidos.

El procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, también ofreció una conferencia de prensa en la que confirmó que se encontraron siete cuerpos en la fosa pero que la búsqueda continúa.

Ríos Garza afirmó que en las acciones fueron detenidas dos personas, pero ese dato fue desmentido por Murillo Karam.

La procuraduría capitalina señaló que el resultado de las pruebas de ADN que se practiquen confirmará o descartará “científicamente” si los cuerpos encontrados corresponden a las personas desaparecidas en mayo pasado del bar Heaven.

Los restos hallados en Tlalmanalco, municipio de Chalco, fueron trasladados al Distrito Federal para el cotejo de las muestras de ADN.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) informó que mantiene comunicación estrecha con la PGR “a fin de que las investigaciones avancen por el mejor camino y se llegue a la conclusión satisfactoria de las indagatorias”.

Asimismo, señaló que hasta el momento “no se puede precisar el origen de los restos, hasta contar con los elementos científicos probatorios que sustenten su identidad”.

Familiares de las víctimas en la zozobra

La noticia que difundieron algunos medios sobre el hallazgo de una fosa clandestina con 13 cuerpos en Tlalmanalco atrajo de inmediato la atención de familiares de los desaparecidos. Al enterarse de la noticia, tres de las madres de las víctimas, entre ellas Leticia Ponce, madre de Jersey Ortiz, se trasladaron hasta el lugar del hallazgo para tener información de primera mano, pero no se les permitió la entrada.

Las mujeres permanecieron en el lugar durante más de dos horas a bordo de un vehículo blanco, sin dar declaraciones a la prensa.

Durante el tiempo que estuvieron en el sitio se registró una fuerte lluvia. Finalmente decidieron irse sin que se les proporcionara información alguna.

Otro grupo de familiares acudió a la PGJDF cuando se enteró del hallazgo para que el procurador capitalino les diera la información antes que a los medios, como lo acordaron desde el inicio de la investigación.

El grupo de familiares fue atendido por el procurador capitalino minutos antes de la conferencia de prensa en la que informó de la fosa.

El caso de los 12 tepiteños desaparecidos del bar Heaven ha llevado a las autoridades de justicia a realizar búsquedas en Veracruz y Guanajuato. En los primeros días de agosto realizaron pruebas de ADN a siete cadáveres que fueron hallados en Veracruz pero los resultados fueron negativos.

Por este caso, cuatro hombres han sido declarados formalmente presos por su presunta participación en el secuestro de los jóvenes. Uno de ellos, Ernesto Espinosa Lobo, socio principal del bar Heaven, quien fue detenido el pasado 27 de junio.

Los otros tres son Mario Alberto Rodríguez Ledesma, copropietario del bar; Gabriel Carrasco Ilizaliturri y Andrés Henonet González, ambos exempleados del establecimiento,

Dax Rodríguez Ledesma, hermano de Mario Alberto, fue asesinado. Sus restos fueron hallados calcinados a principios de julio en el estado de Morelos.

De acuerdo con las investigaciones que lleva a cabo la PGJDF, el secuestro de los jóvenes fue realizado por un grupo de 17 hombres, quienes se los llevaron en varios automóviles.

El móvil presuntamente fue una venganza por el asesinato de Horacio Vite Ángel El Chaparro en el bar Black, ocurrido dos días antes del secuestro de los tepiteños. El Chaparro presuntamente pertenecía a una banda rival de narcomenudistas.

Comentarios

Load More