Caso Heaven: PGR entrega a la PGJDF restos de tepiteños secuestrados

MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) trasladó hoy al Instituto de Ciencias Forenses (Inicifo) los restos de los 13 cadáveres hallados en una fosa clandestina en Tlalmanalco, Estado de México, el pasado 22 de agosto, de los que 12 corresponden a los jóvenes secuestrados del bar Heaven.

Escoltadas por camionetas de la PGR, dos ambulancias forenses realizaron el traslado alrededor de las 19:30 horas. El convoy salió del Centro de Servicios Forenses de la PGR al Inicifo, ubicado en la avenida Niños Héroes, colonia Doctores, del Distrito Federal.

Un equipo de peritos realizó la entrega, que ya fue confirmada por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

También recibió de la PGR la documentación sobre la identificación de los cuerpos misma que confirma que se trata de los jóvenes secuestrados en el bar Heaven, de la Zona Rosa, el pasado 26 de mayo.

El Tribunal Superior de Justicia del DF confirmó por su parte que recibieron la solicitud de resguardo y conservación de los restos.

La entrega se concretó horas después de que familiares de los desaparecidos exigieran a las autoridades les entregaran los resultados de los dictámenes forenses practicados a los cuerpos.

En conferencia de prensa en las instalaciones del Centro de Comunicación Social (Cencos), madres y padres de los jóvenes afirmaron que tenían conocimiento de que la PGR ya había concluido los estudios de identificación de los cadáveres y no les habían dado información alguna, lo que consideraron como una revictimización hacia ellos.

Además leyeron un comunicado mediante el que exigieron que “los resultados de los 13 expedientes completos e integrados de los dictámenes multidisciplinarios forenses sean entregados a los familiares, así como a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), con el fin de tener certeza sobre los procedimientos”.

Los familiares reprocharon que, desde el hallazgo de los cuerpos, no les hayan permitido verlos.

Asimismo, lamentaron que la PGJDF se comprometiera a entregar los cadáveres entre el 26 y el 31 de agosto pasado y que no cumpliera su palabra.

El 26 de agosto la PGR informó en un comunicado que ya había concluido los trabajos periciales de identificación de las 13 personas secuestradas en el bar Heaven, y que el Ministerio Público Federal de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo había determinado remitir los restos humanos y todos los indicios relacionados a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), pero no fue así.

En la conferencia que ofrecieron los familiares de las víctimas también informaron que buscarán entrevistarse con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para que les explique por qué quiere cerrar la investigación que inició la Fiscalía Antisecuestros, y para que les informe de manera formal los avances y acciones a realizar en el caso.

También quieren pedirle que asuma el compromiso de dar seguimiento puntual a las acciones de la Procuraduría capitalina, que haya resultados y que se reanuden las reuniones semanales con el titular de la dependencia, Rodolfo Ríos Garza.

Por su parte, Ricardo Martínez, abogado de las víctimas, alegó que hay “una serie de indicios” que apuntan a que los asesinatos de los tepiteños fueron perpetrados por miembros de la delincuencia organizada, por lo que reprochó que la PGR no haya tomado el caso.

También se quejó de que no se esté aplicando en el caso ningún precepto de la Ley General de Víctimas, promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 9 de enero.

“Ahí está la norma, se debe de aplicar y no lo están haciendo. Pareciera que es una ley muerta”, lamentó.

Los familiares de las víctimas pidieron también “medidas de protección” por temor a que puedan sufrir algún tipo de agresión mientras exigen la defensa de sus derechos.

Una de las líneas de investigación que sigue la autoridad capitalina en el plagio y asesinato de los tepiteños es que fue un acto de venganza del grupo delictivo La Unión de Insurgentes, por el asesinato —el 24 de mayo— de Horacio Ángel Vite, El Chaparro, uno de sus distribuidores de droga en la Zona Rosa y la Condesa.

Consignan a dos implicados más

Por la noche, en un comunicado, la Procuraduría capitalina informó que consignó a la Penitenciara de Santa Martha Acatitla a Ricardo Antonio Méndez Muñoz y José de Jesús Carmona Aiza El Chucho,quienes fueron internados en el módulo Diamante de ese penal por motivos de seguridad.

Ambos sujetos se encontraban arraigados y según las investigaciones del caso son probables responsables del delito de secuestro agravado en perjuicio de los 12 tepiteños.

El pasado 26 de agosto el procurador capitalino Rodolfo Ríos Garza, presentó un video, en el que se observa a Méndez Muñoz y El Chucho cuando los tepiteños fueron subidos a diversos vehículos. Ambos manejaron las camionetas en las que se los llevaron.

Los dos sujetos se encuentran en el mismo centro de reclusión que otros cuatro procesados por el mismo caso: Ernesto Espinosa Lobo, El Lobo, y Mario Alberto Rodríguez Ledesma, socios del Heaven, así como Gabriel Carrasco Ilizaliturri, jefe de seguridad de ese lugar y Andrés Estuard Henonet González, quien se desempeñaba como chofer.

Por este caso aún se encuentra arraigado Víctor Manuel Aguilera García, quien fue capturado el pasado 22 de agosto y fue quien reveló a las autoridades que el día que se concretó el secuestro, los jóvenes fueron llevados al rancho La Negra, ubicado en Tlalmanalco, Estado de México, donde fueron encontrados en una fosa clandestina.

Se prevé que en las próximas horas, el juez de la causa determine la situación jurídica de Méndez Muñoz y Carmona Aiza y que por las pruebas que hay de su participación en los hechos, se les dicten el auto de formal prisión.

Comentarios

Load More