Maestros llevan sus protestas a casetas de peaje en tres estados

MÉXICO, D.F. (apro).- El movimiento magisterial en rechazo a la reforma educativa enfocó sus baterías este lunes en la toma de casetas de peaje en el Estado de México, Chiapas y Oaxaca, además de bloqueos carreteros y la continuación de paros laborales.

Desde las nueve de la mañana y durante seis horas, los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), tomaron el control de las casetas de cobro en las autopistas México-Puebla y Chalco-Cuautla, ubicadas en el Estado de México, evitando que los automovilistas pagaran la cuota federal como parte de su plan de protesta contra la reforma educativa, mismo que se ha extendido a más de 20 estados de la República.

Movilizados en transporte público y autobuses que partieron desde la Central de Abastos, cerca de 600 integrantes del magisterio disidente se trasladaron desde el plantón que mantienen en el Zócalo capitalino, según las cifras de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Desde ahí, los maestros reiteraron la exigencia de que sea Enrique Peña Nieto, en presencia de los secretarios de Gobernación, Educación y Hacienda, quien escuche de viva voz sus demandas en el conflicto, lo que hasta ahora les ha sido negado.

“Exigimos una audiencia con el propio presidente de la República para que la Coordinadora deje bien claro su planteamiento ante esta imposición”, dijo en una improvisada conferencia desde la carretera el líder de la Sección 22 de la CNTE, Rubén Núñez, desatando las consignas contra el gobernante.

“Si quieren evaluar, por Peña hay que empezar”, repetían los maestros que, en cartulinas que llevaban como estandartes, retaban al Ejecutivo federal: “Peña: tú y yo, mismo día, misma hora, mismo lugar, mismo examen. El que repruebe, ¿se va?”.

Custodiados por elementos de la Policía Federal y elementos de la agrupación de granaderos del Estado de México, los docentes informaron que a lo largo de esta semana continuarán sus protestas en la capital de la República, como parte de un “descontento nacional”.

“La Coordinadora está abierta al diálogo, al debate de propuestas, pero no vamos a aceptar esta reforma educativa porque no se consideró a los agentes que participan de manera directa en el sistema educativo y no hay propuestas alternativas.

“Y si las fiestas patrias nos agarran en el Zócalo, tendremos que hacer nosotros un acto verdaderamente de mexicanos”, advirtió el líder de la coordinadora magisterial en Oaxaca.

En Chiapas, miles de maestros de las secciones 7 y 40 tomaron las casetas de peaje de las autopistas Chiapa de Corzo-San Cristóbal de las Casas, Ocozocoautla-Arriaga y Ocozocoautla-Las Choapas, Veracruz.

A lo largo de todo el día, maestros que permanecen en los campamentos de la plaza central de Tuxtla Gutiérrez se desplegaron en tres contingentes para dirigirse a las casetas de peaje.

Las dos primeras casetas tomadas, la de Chiapa de Corzo y Ocozocoautla-Arriaga, están concesionadas a Aldesa S.A. de C.V., una constructora española.

En contraste, la de Ocozocoautla-Las Choapas es administrada por Caminos y Puentes Federales (Capufe).

Luego de tomar el control de las casetas, los maestros empezaron a cobrar a los automovilistas una cooperación de 20 y 30 pesos por dejarlos pasar.

En correspondencia, cada automovilista o conductor recibía un volante donde se explicaban las razones del movimiento magisterial.

Los mentores liberaron las casetas de cobro poco después de las 16:00 horas y regresaron a su campamento localizado en la plaza central de Tuxtla, donde permanecen desde el miércoles 28 de agosto.

El domingo anterior marcharon en la entidad más de 50 mil profesores, normalistas, padres de familias y campesinos e indígenas solidarios.

Además, se prevé otra magna movilización este miércoles 11, en respaldo a la declaratoria de paro cívico nacional impulsado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

La Sección 7, donde tiene influencia la CNTE, está integrada por más de 45 mil maestros, y la Sección 40, afiliada al SNTE, está conformada por más de 22 mil docentes.

Clases extramuros y toma de casetas enmarcan jornada en Oaxaca

Con clases extramuros, bloqueos carreteros, toma de casetas de peaje y conflictos intercomunitarios arrancó la cuarta semana de paro indefinido encabezado por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) , confirmaron fuentes oficiales.

El regidor de educación del municipio de Santiago Apóstol, Adolfo Maya López, informó que una reunión que sostenían hoy ocho profesores de la sección 22 con el comité de padres de familia y las autoridades municipales fue interrumpida por casi un centenar de personas.

Por tal razón, la directora de la Escuela Telesecundaria, Margarita Maya Pantoja, debió cerrar con candado la puerta principal y hasta las 17:00 los involucrados permanecían al interior del plantel.

Los padres de familia inconformes exigen a los profesores que den una explicación de su ausencia y confirmen la fecha en que reanudaran sus actividades.

Sin embargo, ante el temor a ser retenidos, los docentes permanecen en la escuela aunque tampoco aceptan una reunión con los padres de familia.

Antes, también para exigir clases, un reducido grupo de padres de familias y estudiantes colocaron piedras y atravesaron camiones de transporte público y de carga para bloquear la carretera federal 175, en el punto de la ‘Y’.

Los padres de familia de las colonias González Guardado, Vicente Guerrero y Renacimiento, que pertenecen al municipio de Zaachila, exhibieron cartulinas con la leyenda: “Exigimos el regreso de los maestros, queremos clases”.

Por su parte, los normalistas retuvieron autobuses del transporte urbano para trasladarse a la supercarretera Oaxaca-México y tomar la caseta de peaje de Huitzo, donde dieron pasó libre a los automovilistas.

Con estas acciones y marchas, los jóvenes estudiantes se han sumado al movimiento magisterial por la abrogación de los artículos tercero y 73 constitucionales y en repudio a la reforma educativa.

Los normalistas también adelantaron que participarán en el paro nacional convocado por la Coordinadora nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para este miércoles 11.

Mientras que algunos niños de la primaria España reciben clases en domicilios particulares, debido a que el plantel se encuentra clausurado por las autoridades educativas. (Con información de Santiago Igartúa, Isaín Mandujano y Pedro Matías)

Comentarios

Load More