Rompen cerco de lodo en Acapulco; reabren autopista del Sol

MÉXICO, D.F. (apro).- A las 11:15 horas de hoy, 45 minutos antes de lo previsto, el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, supervisó la reapertura de la autopista Acapulco-México en el tramo de la caseta La Venta a Tierra Colorada, con lo que inició la circulación en esta vía.

Media hora después se reabrió el paso a los vehículos en el tramo que va de Tierra Colorada a Palo Blanco para hacer el recorrido continuo hasta la Ciudad de México.

Por el momento sólo podrán circular vehículos ligeros, y los transportes de carga sólo lo tendrían permitido por la noche.

Durante todo el trayecto, se cuenta con el apoyo de la Policía Federal, el auxilio vial de Los Ángeles Verdes, servicios médicos y asistencia en el camino las 24 horas.

Dos horas de la reapertura la fila de automóviles alcanzaba los cinco kilómetros. Avanzan lentamente pero sin detenerse. De hecho, Caminos y Puentes Federales informó que estima que el trayecto se estará haciendo en diez horas —cuando generalmente son cuatro o cinco—.

La SCT, paralelamente, informó que desplazó a Acapulco 100 autobuses para que a partir de las 16:00 horas la gente pudiera abordarlos y ser transportada gratuitamente al Distrito Federal.

El anuncio significa una ayuda para 450 personas: alrededor de 5% de los turistas que aún seguían varados en el puerto.

Por esta insuficiencia, los viajeros abarrotaron la central de autobuses acapulqueña. Pese a los tumultos no se registraron heridos.

La situación en Guerrero, no obstante, está lejos de solucionarse. En la comunidad de La Pintada, Atoyac (donde un cerro se desgajó sepultando a 70 personas), se teme que las 58 personas desaparecidas hayan fallecido.

Además, aún no se puede llegar por tierra, pues en el camino que lleva a ella hay otros 17 deslaves.

En tanto, la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió la declaratoria nacional para ocho municipios de Zacatecas, 33 de Tamaulipas, 31 de Puebla y nueve de Oaxaca.

El norte vapuleado

En Culiacán se encontró el cuerpo de un niño, Miguel Ángel V., de 12 años, quien había sido arrastrado tres horas antes por las aguas de un arroyo en el fraccionamiento Urbi Villa del Cedro, con lo que suman tres muertes a causa del huracán Manuel en Sinaloa.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal informó que el menor fue reportado desaparecido alrededor de las 17:00 horas del jueves y fue encontrado tres horas después.

Las otras víctimas son un pescador que cayó de una embarcación y se ahogó en la bahía de Yameto (Navolato) y en Culiacán un hombre no identificado quedó atrapado en un arroyo dentro de su camioneta.

El gobernador del estado, Mario López Valdez, informó que se necesitan al menos 500 millones de pesos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) para solventar los daños.

La Secretaría de Seguridad Pública de Culiacán desplegó un operativo de vigilancia en las colonias populares y fraccionamientos donde se evacuó a familias por inundaciones, ante las denuncias de actos de rapiña y saqueos en pequeños negocios.

El comandante de la Tercera Región Militar, general Moisés Melo García, dijo que se dispone de elementos del Ejército desplegados en diversos puntos de la capitán del estado, los cuales atenderán cualquier solicitud de auxilio, sobre todo en casos de sospechas de actos de vandalismo o de grupos delictivos.

“Se hacen bolas” con cifras en Durango

En Durango, el secretario general de Gobierno, Jaime Fernández Saracho, afirmó que suman 580 mil los duranguenses afectados por las lluvias de la última semana.

Más tarde, el gobernador Jorge Herrera, aclaró que en la entidad se registran 58 mil personas afectadas tras el paso de Ingrid y Manuel, principalmente en la zona de la sierra.

Herrera Caldera subrayó en entrevista radiofónica que “hay 58 mil personas afectadas, sobre todo en los municipios que están en la sierra, entre ellos Tamazula, Tepehuanes y Santiago Papasquiaro. El río Suchil, que afectó el municipio del mismo nombre, y que afectó también el eunicipio de Vicente Guerrero, son lo más grave entre ese número de personas que han quedado aisladas, y casas derrumbadas”.

Sin embargo, luego de confirmar la entrega de una solicitud de declaratoria de emergencia para los 39 municipios del estado, Fernández Saracho resaltó que existe infraestructura dañada en la entidad y advirtió riesgo en la zona Valle, toda vez que ya las presas Guadalupe Victoria y Peña del Águila derraman sobre el cauce de los ríos Tunal y La Sauceda.

Además, el secretario general de Gobierno admitió que comunidades de 12 municipios sufrieron problemas de incomunicación, aunque en ninguno de los casos se registraron víctimas humanas.

Respecto de los daños causados por Manuel, sostuvo que los daños se limitaron al municipio de Tamazula, donde la principal afectación se presentó en caminos rurales.

En contraste, el secretario de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGDR), Juan Manuel Félix León, adelantó que los daños en zonas agrícolas serán menores, si bien aún no se tiene cuantificada la superficie que fue inundada por el desbordamiento de arroyos.

En tanto que el secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, César Guillermo Rodríguez, reportó la caída de un puente –también sin víctimas– en el municipio de San Juan de Guadalupe, así como afectación en caminos estatales, de los que unos 220 kilómetros resultaron dañados tan sólo en la última semana.

Pese a la emergencia, en la mayoría de los más de cien albergues temporales habilitados durante las precipitaciones no se recibió a damnificados. En la capital, donde se ubica el más grande, únicamente llegaron siete personas el lunes por la noche, cuando la lluvia alcanzó su máximo nivel.

En Tamaulipas, el gobierno estatal informó que los niveles de ríos han ido bajando, por lo que buen parte de las personas que permanecían en albergues está de retorno en sus hogares. Sin embargo, en los 41 refugios instalados en 16 de los 33 municipios afectados aún permanecen 4 mil 287 personas.

El gobernador Egidio Torre Cantú dijo que en los municipios de Ocampo, Soto La Marina y Abasolo persisten problemas para usar los caminos vecinales.

En más de la mitad de las 150 poblaciones donde se suspendió el servicio de electricidad ya se ha restablecido.
Anoche Torre Cantú presidió la instalación del comité de evaluación de daños.

En Nuevo León, la Comisión Nacional del Agua anunció el desfogue de la presa de Cerro Prieto, que se encuentra a punto de alcanzar su máxima capacidad, después de las lluvias copiosas que trajo Ingrid.

Mediante un comunicado, el organismo Cuenca del Río bravo de Conagua informa que el almacenamiento actual del vaso ubicado en Linares, 150 kilómetros al sur de la capital, es de 294 mil 444 millones de metros cúbicos, por lo que a las 18:00 horas fueron abiertas las compuertas para desalojar un caudal de 100 metros cúbicos por segundo, al menos.

Conagua informa que el vaso almacenador se encuentra actualmente al 98.1%. El sábado, antes de que cayeran las precipitaciones de Ingrid, la presa tenía un nivel de 28%.

Costa Pacífica

En Oaxaca, alrededor de 13 mil personas, de 29 localidades, principalmente indígenas, se encuentran incomunicadas a consecuencia de las lluvias provocadas por Ingrid y Manuel, reconoció el secretario de Desarrollo Social y Humano, Gerardo Albino González.

De igual forma, estima que unas 4 mil 500 viviendas resultaron dañadas en las regiones de Mixteca Baja, Costa, Sierra Sur e Istmo, aunque las autoridades municipales calculan unas siete mil casas.

Un diagnóstico gubernamental resalta que hay tres mil 662 habitantes sin servicio de luz; 440 kilómetros de tramos carreteros estatales afectados —29 municipios con interrupción total y 26 con interrupción parcial— así como la desaparición de dos mil cabezas de ganado.

De acuerdo con los reportes oficiales, son 72 los municipios que han solicitado declaratoria de emergencia y 12 con declaratoria de desastre, donde se estima hay una población afectada de 631 mil 683 habitantes.

Además de 29 localidades incomunicadas, hay 16 con líneas de conducción afectadas, 17 con pozos afectados, 17 tramos carreteros federales afectados y con 75 interrupciones parciales de tránsito; así como 38 puentes dañados.

Así como 8 pasos restablecidos entre los que se encuentran Tuxtepec-Oaxaca, Oaxaca-Puerto Ángel (tramos Miahuatlán-San José del Pacífico, la carretera Costera 200 (en sus dos carriles de Río Verde), Acayucan-La Ventosa y Putla-Amuzgos.

Mientras que las carreteras incomunicadas son la 125 Tlaxiaco-Putla-Amuzgos con tramos con interrupción total.
En Michoacán el lodo también comenzó a retroceder. Diversas comunidades del municipio de Huetamo (Cuenandio, Santa Rita y Santiago Conguripo) ya tienen acceso por tierra.

La ribera del río Balsas (donde se asientas esos pueblos) sufrió duramente a causa de las tormentas Manuel e Ingrid.

Las localidades ya tienen acceso, pero la situación que se ha descubierto es dramática: al menos una docena de casas construidas de adobe y teja quedaron cubiertas por el agua y los sembradíos de maíz y sorgo fueron devastados en 23 localidades de este municipio. La delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) estima que en Michoacán se perdieron unas 30 mil hectáreas de cultivos.

Las pequeñas poblaciones de Los Hornitos, Tziritzícuaro, Arroyo Seco y Capeo sufrieron graves daños, pues la mayoría de los habitantes perdieron viviendas, muebles y aparatos domésticos. El diputado Elías Torres informó que 300 familias habían perdido el total de sus pertenencias, mientras que el gobierno del estado asegura que se está levantando un censo.

Militares y Marina han trasladado a estas comunidades más de 10 toneladas de víveres, medicamentos y colchones, según versiones oficiales. También el IMSS envió brigadas médicas para atender a los enfermos. El gobernador interino Jesús Reyna García está a la espera de que la Secretaría de Gobernación declare zona de emergencia a este municipio de Tierra Caliente.

Lo que viene

El riesgo de más inundaciones en el corto plazo disminuyó en Veracruz. La zona de inestabilidad en el Golfo de México, asociada a un centro de baja presión en Veracruz, disminuyó su potencial para evolucionar a ciclón tropical. En tanto, los remanentes de Manuel se encuentran el este de Chihuahua y generan lluvias en Coahuila y Durango.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) detalló que el centro de baja presión está a 155 kilómetros al este de Tuxpan, Veracruz. Ya disminuyó a 30% su potencial para convertirse en ciclón.

Dicho fenómeno genera nublados con lluvias muy fuertes a intensas en el norte de la entidad veracruzana, sur de Tamaulipas y Tabasco, así como muy fuerte en Campeche, Quintana Roo, Hidalgo y Puebla. (Con información de Luciano Campos Garza, Luis Lozano y Pedro Matías)

Comentarios

Load More